Conoce qué hace la gente exitosa en su descanso para impulsar su carrera.

 

Comer es la respuesta obvia, sin embargo, la hora de comida es un momento clave para el desarrollo de todas las tareas laborales del día y la gente realmente exitosa tiene hábitos muy particulares. Bruce Harpman, experto en crecimiento profesional y colaborador del portal Lifehack, menciona 8 de ellos:

 

1. Dejan la oficina

Quedarse en la oficina y comer frente a la computadora puede ser uno de los hábitos más peligrosos de tu vida laboral. De acuerdo con especialistas en nutrición hacerlo provoca un aumento de peso de 3 kilos al año. Además estás perdiendo la oportunidad de relajarte y descansar. Si tienes una hora para comer aprovéchala para caminar un poco, sal de la oficina, evita estar revisando a cada momento tu correo electrónico en tu teléfono y date la oportunidad de disfrutar tu descanso.

 

2. Hacen una revisión semanal

Esto permite tener en perspectiva las tareas pendientes, el seguimiento que debemos darles y las acciones que debemos tomar. También es útil revisar las citas pendientes para la semana para organizar al máximo el tiempo.

 

3. Se ejercitan

De acuerdo con Harpman, la gente exitosa sabe que el ejercicio es vital para mantenerse enfocados y cuidar su salud. Una buena idea es dejar el auto y caminar esas 5 cuadras hasta el lugar donde comes, algunas empresas incluso han incorporado rutinas de ejercicio en la oficina.

 

4. Preparan sus recursos profesionales

¿Tiempo libre en tu hora de comida? Puedes perderlo en Facebook, o hacer algo mucho más productivo. Tu currículum vitae, tu lista de referencias laborales, tu portafolio de trabajos, tu perfil de LinkedIn, son herramientas profesionales a la que debes dar mantenimiento.

5. Construyen relaciones de valor

La hora de la comida es una excelente oportunidad para fortalecer relaciones personales con gente clave. No tiene que ser tu jefe, ni siquiera gente con la que trabajes. Se trata de fortalecer lazos con conocidos, excolegas, proveedores o clientes en un ambiente casual y personal. Increíblemente, muchas oportunidades surgen en ese entorno, sin buscarlas intencionalmente.

 

6. Comen por salud, no por entretenimiento

Parece irrelevante, pero lo que comes influye en tu desempeño. Harpman asegura que la gente más exitosa evita las comidas altas en carbohidratos y prefieren alimentos que realmente les proporcionen energía, como nueces y almendras.

 

7. Resuelven asuntos personales

La gente exitosa, apunta Harpman, entiende la importancia de enfocarse en el trabajo, por ello evita atender asuntos personales durante horas laborales. Es la hora de comida el momento oportuno  para atenderlos, propone elegir un día para impulsar tu desarrollo profesional y otro para atender asuntos personales.

 

8. Toman una siesta

Hay personas que han descubierto los beneficios de tomar una siesta a la hora de comer e incluso lo hacen en el auto, y es una buena idea: 20 minutos de siesta mejoran tu rendimiento mental, además la siesta ha probado mejorar la productividad y la salud cardiaca.

 

¿Practicas alguno de estos hábitos a la hora de la comida? ¿Tienes algún otro ritual qué compartir?

 

Autor: OCCMundial

Desde hace 20 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

6 opiniones para “¿Qué hace la gente exitosa en su hora de comida?”

  1. Creo que son interesantes las recomendaciones, pero siento que estas dos son contrapuestas al resto “Hacen una revisión semanal” y “Preparan sus recursos profesionales”, pues requieren seguir pensando en lo laboral o inclusive requieran estar sobre algún dispositivo movil o la PC.

    Me equivoco?

    Slds

  2. Leer un buen libro, novela, artículo, prensa o cualquier cosa que no tenga alguna relación de tu trabajo, apmplias tu conocimiento general y disfrutas de temas variados

  3. ¡Que dejen el maldito celular! la hora de la comida debe ser para relajarse, ya que me a tocado la experiencia de observar que la gente come muy aprisa y sin masticar bien sus alimentos, por lo que lo que se sugiere es: apagar el celular y relajarse y disfrutar sus alimentos, nada más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *