¿Sabías que tener un mal jefe puede dañarte más que tomar alcohol o fumar a diario? Jefes tóxicos: un mal líder te daña más que el cigarro.


Tener un mal jefe puede ser desmotivante y un buen motivo para renunciar e ir en busca de un trabajo mejor, sin embargo, por diversos motivos y situaciones, muchos mexicanos deben soportar y lidiar con un mal líder.


Se acuerdo al Estudio de Búsqueda de Empleo en Internet, los mexicanos prefieren las prestaciones y el salario emocional ante el sueldo, es evidente que preferimos estar contentos antes que nada, entonces, ¿por que nos resignamos con un mal ambiente laboral?


De acuerdo a una encuesta realizada por OCCMundial, 7 de cada 10 mexicanos ha sido victima de acoso o bullying por parte de sus superiores. Los tipos de mobbing más frecuentes son: gritos intimidantes, sobrecarga de trabajo, humillación, exageración de fallas y errores o difamación.

¿Un mal jefe es peor que fumar diario?

Estos son los síntomas de que tienes un jefe que puede dañarte más que un cigarro.

Estrés

Una pequeña dosis de estrés en el trabajo puede ser saludable, pero si tu jefe te presiona con deadlines de un día a otro, sobrecarga de actividades, reportes de última hora o regaños constantes, el estrés puede terminar por dañar tu salud.

Ansiedad

El trastorno de ansiedad es consecuencia de una situación traumática, aterradora o es una simple respuesta del cuerpo a estímulos externos que se perciben como amenazantes o peligrosos. Un buen líder debe provocarte inspiración, motivación y hasta felicidad de trabajar con él, no ataques de pánico.

Depresión

Si sientes poco interés hacia tu trabajo, decaimiento anímico, tristeza al ir a trabajar o debilidad constante, puede ser depresión. Deberás preguntarte, ¿es causado por mi jefe?, si mi jefe no estuviera, ¿seguiría sintiendo estos síntomas?

Trastornos del sueño

El insomnio puede traer consecuencias graves para tu salud: deterioro de la capacidad cerebral, estreñimiento, úlceras estomacales, aumento de peso, pérdida de memoria, etc. Si en las noches no puedes dormir pensando en tu jefe, es una clara consecuencia de que no te hace nada bien.

Te lleva a los vicios

Debido al estrés, ansiedad y la depresión, eres propenso a adoptar ciertos hábitos que no son saludables para tu cuerpo: comer en exceso, fumar (o hacerlo cada vez más), tomar alcohol, etc.

Baja tu autoestima

Los constantes regaños sin sentido, las críticas, la desmotivación y la frecuente descalificación de un mal jefe puede dañar seriamente tu autoestima. Dejar de confiar en si mismo es uno de lo síntomas más comunes de las personas que son atacadas por sus jefes.

¿Tienes alguno de estos síntomas? ¿has pensado en buscar ayuda o dejar tu trabajo? Sabemos que no es fácil y que hay muchos factores, pero recuerda que tu salud es primero.

3 señales de que tienes un mal jefe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *