¿Tener pareja en el trabajo es buena idea? Algunos dicen que sí, otros dicen que es la peor idea del mundo. Analicemos la situación.

Tener un romance en la escuela es lindo; una relación inocente de secundaria, donde todo es color de rosa, manita sudada, el recreo, el salón de clases, los recaditos, ¡ay qué bonito!

Cualquier adolescente podría pensar que un novio o novia en el trabajo puede llegar a ser lo mismo, pero no siempre es así. Las cosas cambian, el estrés se apodera del entorno, las personas son distintas y todo puede complicarse.

Te decimos 6 beneficios y 6 contras de tener a tu enamorado(a) en el mismo trabajo que tú.

PROS

Te motivas para ir a trabajar

Una buena motivación para levantarte en las mañanas e ir a trabajar es ver a tu pareja. Incluso te motivas para bañarte, arreglarte y llevarte tu mejor look godín para impresionarle.

Conoces a tu pareja

Puedes llegar a conocer mejor a tu pareja; su personalidad, estilo de trabajo, comunicación con los demás, modales, etc. ¡sabrás si es un buen partido!

Ahorras dinero

Si comparten transporte o comida, puede llegar a ser un buen ahorro para ambos; pueden turnarse el auto, compartir la comida, los gastos de oficina, etc.

Tienen los mismos horarios

Esto les facilita para hacer cosas juntos después del trabajo o los fines de semana. Se evitan las excusas del “no tengo tiempo”, “trabajo hasta tarde”, “me salió un imprevisto en el trabajo”.. o al menos tendrás conocimiento de ello.

Comparten logros

Tener metas profesionales compartidas puede llegar a ser emocionante y cumplirlas fortalecerá su relación. Trabajar en algo juntos, además de su relación, hará que los obstáculos personales sean más fáciles de superar.

Eres feliz

Tu ambiente laboral es mejor, tienes buena actitud para los proyectos, tu jornada es más amena.. en pocas palabras, te gusta más tu trabajo. ¡pero que tu pareja no sea la única razón!

CONTRAS

Discusiones profesionales vs. personales

Si trabajan en la misma área, mismo proyecto u objetivos, puede haber problemas. No siempre van a estar de acuerdo en todo y esto puede desencadenar conflictos que arrastren a su relación.

Chismes de pasillo

Pueden ser objeto de chismes de oficina; si pelean, si tienen alguna diferencia, si no llegaron juntos… todo mundo en el trabajo se puede enterar, hacer suposiciones y llegar a ser incómodo.

No hay espacio para ti

Puede llegar el momento en que no tengas espacio para hacer tus actividades independientes; si se transportan juntos, comen juntos, trabajan juntos, salen juntos…etc. ¡haz un buen balance!

Celos

Estar todo el tiempo con tu pareja puede desencadenar inseguridades; ¿trabaja muy de cerca con la de Conta?, ¿el de Sistemas le invita el desayuno?, ¡cuidado con los celos!

Monotonía

Tanto tiempo juntos puede resultar contraproducente. Se llegan a aburrir, se hartan o incluso se caen mal uno al otro. Deben trabajar en su relación para mantenerla dinámica, divertida y diferente.

Ruptura incómoda

¿Te has puesto a pensar qué pasaría si terminan? Ver a esa persona diariamente en el trabajo puede ser triste, frustrante y muy incómodo. Debes tener una actitud muy profesional para que no afecte en tus actividades profesionales.

¿Has tenido o tienes pareja en la oficina? ¿cómo te va con eso?

 

Sobrevive a una ruptura amorosa en el trabajo