Cuando estamos buscando trabajo, asistimos a diferentes entrevistas. Incluso podemos estar en dos (o más) procesos de selección. Pero obviamente tenemos que elegir una, la que más nos guste o vaya con nuestros objetivos. ¿Qué pasa cuando tienes que elegir entre 2 ofertas muy buenas? ¿Cómo decir que no a una? ¿Por cuál te decides? ¡Tómalo con calma! Te dejo unos breves tips para que elijas la mejor y digas NO sin miedo.

Primero, analiza la situación. Si estás debatiendo entre dos propuestas muy buenas para ti, es momento de analizar todo lo que te ofrecen, ¡TODO! Toma en cuenta cada detalle, por muy mínimo que sea: prestaciones, sueldo, distancia, horario, etc. Todo lo que creas importante para tener equilibrio entre lo laboral y tu vida personal.

Cómo decidir entre dos ofertas de trabajo

1 -Ofrece referidos

Debemos ser lo más profesionales posible al rechazar cualquier oferta de trabajo. Probablemente querrás ser amable, considerado y encontrar una forma de decir “no, gracias” sin sonar como un completo desinteresado o arrogante.

Sé honesto, pero no te vuelvas poético sobre porqué estás rechazando a la empresa. Ofrece referidos si los tienes. Claro, solo en caso de que realmente pienses que la compañía es muy buena; tal vez ese amigo tuyo va más con el perfil o podrías ayudarlo.

2- Contesta las llamadas

Ya tienes identificado el número de la empresa a la cual le dirás que no; entonces, no por eso debes ignorarlo o bloquearlo. Recuerda que debemos ser profesionales, así que contesta; lo único que harás será decir “No gracias”. Esto hablará muy bien de ti, pues nunca sabemos qué nos depara el destino. Es mejor dejar una buen imagen o por lo menos mostrarnos amables.

3- Envía un correo

¡Perfecto! Ya tienes una decisión final, ahora envía un correo a la empresa que no elegiste agradeciendo el tiempo y las atenciones que tuvieron contigo. No entres en detalles, solo hazles saber que estás muy agradecido.

Después de todo, no es tan complicado decir “gracias pero no”, solo tienes que encontrar las palabras correctas e intentar ser lo más profesional. Al final del día, la decisión estará en ti y tú sabrás elegir qué trabajo es el mejor o cuál estás esperando.

¿Has estado en alguna situación similar?

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *