Hemos escuchado un sinfín de veces la importancia que tiene el desayuno para iniciar nuestro día de la mejor manera, y es una realidad, aunque en ocasiones la velocidad del mundo actual no los impida.

A quién no le ha pasado que por las prisas de salir de casa no puede darse el tiempo para desayunar, lo olvida o, incluso, no lo prepara, y al momento de llegar a su destino —trabajo o escuela— debe recurrir a comprar una torta de lo que sea  y un poco de café para empezar su día con energía, o mucho peor aún: no desayuna.

Sabemos lo difícil que puede resultar preparar un desayuno rápido y nutritivo, además del esfuerzo que a veces conlleva o las implicaciones de guardarlo y llevarlo a la oficina, por eso te traemos algunas recetas de sándwiches que son increíblemente fáciles de elaborar y muy discretos para comer en la oficina.

Foto: Pinterest

Sándwich de fruta

Sí lo que prefieres es empezar tu día con un desayuno dulce y ligero, lo recomendable es un emparedado de fruta, aunque no lo creas.
Sólo necesitas mantequilla de maní (cacahuate) o de almendras y tu fruta favorita, puede ser manzana, plátano, mango, fresas o la que tú prefieras. ¡Desayuno listo en 1-2-3!

Foto: Pinterest

Sándwich de atún

Otro práctico y saciador alimento, además de llenarte de energía; eso sí, quizá puede llegar a ser un poco escandaloso su aroma, pero de que lo podrás preparar en minutos es muy cierto.
Combina un poco de atún con huevo, tomate y lechuga, obtendrás un desayuno que te dará la fuerza necesaria para tu día.

Foto: Pinterest

Sándwich de pavo

Fácil de preparar, discreto, te llena de energía y es muy delicioso, una gran opción para iniciar tu día, además de que sus ingredientes son muy fáciles de conseguir.
Una cuantas rebanadas de pechuga de pavo, lechuga, jitomate, queso panela

—o el de tu elección— y sabrás porqué es uno de los favoritos de las personas; si le agregas un poco de huevo su sabor será mucho mejor.

Foto: Pinterest

Sándwich de salmón

Sí, quizá esto ya es más elaborado, pero el salmón no sólo es delicioso, sino que también nos provee del ácido omega 3 —el cual es muy importante y beneficioso para nuestra salud

—, y aunque te lleve un poquito más de tiempo prepararlo, valdrá la pena.
El salmón acompañado con lechuga, jitomate y, si lo deseas, un poco de queso o aceitunas, será una excelente manera de iniciar tu día, o incluso para la hora de la comida queda perfecto.

Foto: Pinterest

Sándwich de pollo

Deshebrado, en milanesa, trozos, o como lo prefieras, pero el pollo es uno de los alimentas más combinables, además de ser rico en nutrientes.
Un poco de pechuga de pollo, germen de alfalfa, cebolla, jitomate y aguacate hacen una combinación ganadora, y con un poco de huevo su sabor se potencializa.

Foto: Pinterest

Extra: Sándwich vegetariano

Si deseas una opción que no incluya carne, pero no deseas algo dulce ni con fruta, las combinaciones que puedes realizar con diferentes vegetales son muchísimas, uno de los mejores sándwiches es el que incluye huevo, col rizada, tomate y queso de cabra, sabemos que te encantará.
Recuerda elegir el pan que más se adapte a tus necesidades, lo ideal es no consumir en exceso aquel que contenga mucha azúcar, grasas y aditivos, y, por el contrario, te recomendamos pan que contenga grano y harina integral, por ejemplo: pan de trigo integral, de avena, o de centeno. Siempre verifica la información nutrimental para que sepas qué es lo que estás comiendo, ya que es importante llevar una dieta balanceada.

Foto: Pinterest

¿Qué te parecieron estas recetas? ¿Te gustaría que compartiéramos más?

Autor: Verónica González

Escribo porque ser Maestro Pokémon no era una opción. Cualquier parecido con la ficción, es mera realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *