¿Un reclutador te contactó, realizó un par de preguntas, pero jamás volvió a llamar? Las áreas de RRHH de muchas empresas consideran las llamadas de contacto de candidatos como primer filtro. Un “buen” o “mal” desempeño determina el agendar o no una entrevista de trabajo.

En este tipo de llamadas no existe una “cita de antemano” y es altamente probable que si la conversación finaliza sin concretar día y hora se trate de un descarte directo.

Las llamadas-filtro son frecuentes cuando el perfil de la vacante exige competencias relacionadas a la comunicación, administración de personal o gestión de planes. Se evalúan las habilidades oratorias del candidato (necesarias para puestos de interacción con clientes, por ejemplo). No obstante, una primera llamada fallida puede afectar la obtención de una primera entrevista, se trate de un filtro o no.

También es una método práctico de reclutamiento para trabajos remotos (en otra entidad o país). En estos casos, durante la entrevista se formulan las preguntas básicas de una entrevista presencial. Es indispensable que los postulantes estén preparados y con disponibilidad de tiempo al instante. Posteriormente, si el candidato pasa este filtro, se realizarán más contactos (telefónicos, por chat o videollamada).

Llamada telefónica para entrevista de trabajo.

A pesar de las diferentes formas de contacto, la vía telefónica continúa siendo la favorita de los reclutadores por la inmediatez y practicidad, principalmente en métodos de selección como el headhunting. Además de plantear una oferta, un headhunter puede realizar un cotejo entre el perfil online y la personalidad real del individuo.

Algunas razones para ser descartado a partir de esta llamada son:

  • Falta de match con el perfil de la vacante (ya sea por manifestar inseguridad, agresividad o alguna actitud que evidencie la carencia de las competencias requeridas)
  • Inexactitud en datos (por no coincidir con los escritos en el CV o la ambigüedad de las respuestas)
  • Obstáculos para concretar una cita (factores externos, como vivir lejos del lugar de trabajo o incumplir con requisitos no señalados en el anuncio).

Recomendaciones para conseguir la entrevista de trabajo

Antes del contacto, toda persona que busca empleo debería tomar en consideración los siguientes puntos:

  • Llevar un control de las postulaciones. Una de las principales críticas de los reclutadores hacia los candidatos es el desconocimiento de las ofertas. Esto podría ser resultado de una mala práctica: la postulación masiva sin armar una bitácora. Llevar un control de tus postulaciones te asegura un mejor dominio de  la llamada de contacto.
  • Respuestas directas. No esperes hasta las entrevistas presenciales para preparar respuestas a preguntas incómodas (¿por qué has durado tanto tiempo desempleado? o ¿por qué razón terminó la relación laboral en tu anterior empleo?). Los reclutadores suelen despejar este tipo de “dudas” surgidas durante la lectura del CV. Tu habilidad para responder estos cuestionamientos puede ser decisivo para ser citado a entrevista
  • Pedir todos los datos necesarios.  A todo recién egresado le puede suceder terminar una llamada sin preguntar los mínimos datos de contacto: ¿con quién tengo el gusto? ¿se necesita alguna identificación? o ¿qué documentos debo llevar? Después de  postularte en un anuncio, mentaliza un pequeño formulario con los datos y dudas sobre el puesto y contacto.

  • Lugares sin ruidos. Mientras buscas empleo, procura estar preparado durante los “horarios de oficina”, evitando lugares incómodos para recibir una llamada. Ruidos o una mala señal de red pueden ser el peor obstáculo con un reclutador “exigente”.
  • No preguntes el salario. Se supone que ya conoces la oferta. Si no aparece en el anuncio, seguramente se negociará durante la entrevista (he ahí la importancia de la bitácora de postulaciones).
  • Rechaza ofertas libremente. Si la llamada no te convence, valora la asistencia a la entrevista. Así como el reclutador aplica su filtro contigo, realiza un análisis sobre la calidad de su llamada. No aceptes ofertas inapropiadas ni tratos agresivos por parte de los reclutadores.

¿Alguna vez has sido descartado con la llamada de contacto?

¿Los reclutadores deben avisar a candidatos descartados?

Autor: OCCMundial

Desde hace más 20 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

8 opiniones para “La llamada del reclutador podría dejarte sin entrevista ¡Evítalo!”

  1. De hecho me ha pasado esta semana recientemente me hablaron, se presentaron, de que empresa son, y me preguntaron si estaba trabajando o no, al finalizar la llamada me pasan un correo para enviar mi CV, unas horas despues me marcan para verificar si ya habia mandado mi informacion , en ese momento me senti que me agredieron de forma directa y presionada, ldejo mucho que desear mi entrevista telefonica y yo que he trabajado en esa area , me parece muy directo y no amable ese tipo de preguntas, y lo feo aqui es que la chica que me hizo la misma pregunta de la misma empresa se comporto pesada si me interesaba la vacante o no hasta me colgo, total nunca me dejo decirle si o no de la vacante.¡Que mal!!

  2. Hay algo que me parece interesante y a la vez curioso del artículo, y con ello me refiero a la siguiente frase- “Llevar un control de las postulaciones. Una de las principales críticas de los reclutadores hacia los candidatos es el desconocimiento de las ofertas.Esto podría ser resultado de una mala práctica: la postulación masiva sin armar una bitácora”

    Recordemos que al igual que los reclutadores, quienes en sus actividades reclutan más de 10 personas para ocupar un puesto lo mismo sucede con los candidatos. Una persona en búsqueda de trabajo no puede estar a expensas de que la empresa que más le interese se comunique para, primero hacer la entrevista telefónica y posteriormente definir si es digno de una entrevista presencial. Cabe señalar que muchas veces los reclutadores carecen de la preparación o de la información de los conocimientos técnicos necesarios para una vacante en específico, basándose únicamente en lo que percibió en la llamada sin tomar en consideración variables que pudieran comprometer dicha entrevista, como el lugar donde se toma la llamada, el momento de la llamada, entre otros factores en los que no se descarta la llamada inesperada para una entrevista telefónica y por ende nerviosismo que provoca estrés que a su vez libera cortisol mismo que genera una ligera disminución en las funciones ejecutivas. Adicional a que aspectos como terminología técnica que naturalmente el recultador no conoce, (y no lo culpo por ello) puede dar por no apto al candidato que muy posiblemente tuviera o superara las habilidades y conocimientos necesarios para desarrollarse en determinado puesto.

    Adicional a lo anterior, es importante señalar que en ciudades tan grandes como lo es la Ciudad de México, millones de profesionales buscan o mejor dicho tratan de obtener una oportunidad de “casting” en una empresa o peor aún en un servicio de tercerización de personal. Y por lo mismo no es posible llevar una bitácora siendo que las mismas empresas al recibir miles de CV, solo revisan los primeros 10, o los últimos 15 que recibieron en su bandeja de correo. Basta con el dashboard de OCC donde el total de postulaciones que uno hace solo el 3% visualizó el CV y solo el 0.5% se comunicó para una llamada telefónica en el que ambas partes no está preparada para llevar a buen término dicho evento. Y de ese 0.5% el 0.1% se comunica 1 mes o más después de haberse postulado a la vacante por lo que es obvio se olvida la vacante y los requerimientos de esta.

    Por lo tanto, es recomendable que las áreas de RH se involucren más en todas las áreas de las compañías en lugar de limitarse a ser un departamento meramente administrativo. De tal forma, que la primer “cara” que un candidato sea la de una persona realmente involucrada en la empresa, y con empresa me refiero a las personas y de igual forma con el conocimiento, y gusto con trato hacia las personas. Porque muchos departamentos de recursos humanos por los que he tenido la desgracia de ser entrevistado dejan mucho que desear a tal punto que pareciera que están haciéndonos un favor al entrevistarnos.

    Y por último, dejar de lado la hipocresía y falta de ética al momento de no volver a comunicarse o hacer saber al candidato que no posee las habilidades y/o conocimientos que la organización necesita.

    1. Hola Ángel,
      Estoy totalmente de acuerdo contigo y me parece muy importante lo que dices ya que el ánimo del candidato se merma al cabo de un tiempo cuándo no ha tomado estos elementos y circunstancias en cuenta.
      Muy útil tu comentario. Gracias, saludos y mucha suerte.

    2. Tienes toda la razón en cada idea que expresas, coincido totalmente contigo, la falta de preparación de los reclutadores esta evitando que el talento llegue a las empresas, las prácticas de estos departamentos estan totalmente sesgadas dejanddo a veces al candidato en un limbo, olvidando el elemento “humano” de lado.

  3. Que pesadilla buscar trabajo, nunca terminaré de comprender el sistema de reclutamiento en este país. Comenzando por los sueldos bajos pero, eso si piden experiencia como si uno viniera de un sistema Finlandés.
    A mi me ha pasado que llama el reclutador y parece que tienen una cámara para agarrarte justo en el momento más inoportuno, y si les dices que en este momento no puedes se enojan y cuelgan mostrando su inmadurez y mala educación, las empresas deberían empezar por ver su área de RH porque… reclutan con un odio y una pereza… y claro, el que se friega es el candidato.

  4. Como puede afrontar uno a un entrevistador cuando vez que el en su forma de preguntar y afrontarte persive uno que te quiere el se siente que quieres su puesto y el cree que lo quieren correr contratando te a ti.

  5. En ocasiones quien te entrevista no es de recursos humanos sino de otra área y esa persona no tiene la madures y la capacidad de saber como elegir a una persona. Ahí en donde las empresas deben de poner más atención en ese tipo de personas que entrevista estén capacitados.

  6. Desafortunadamente he enfrentado el desempleo en una edad en que los reclutadores no te dan ni el beneficio de la entrevista, hace unos meses el Director de RH de una importante empresa me entrevisto personalmente y en el proceso de la entrevista empezó a bostezar y mostrarse disperso, al integrarse a la conversación piensa en voz alta y comenta “la edad”, cabe señalar que ya estaba pactada una segunda reunion para el assessment, concluyó esta sesión y jamás volví a saber de ellos, ni un sólo correo o llamada para cancelar, en verdad que pocos reclutadores tienen el profesionalismo para llamar al candidato y dar retroalimentación sobre el proceso sea cual sea la determinación que tomen al respecto. Yo llamaría a los reclutadores a motrar mayor sensibilidad hacia los candidatos ya sea desempleados o aquellos que buscan una mejor oportunidad y no olvidar que los recien egresados estan listos para crecer y que la experiencia sólo se adquiere a través de los años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *