Si cada vez que te preguntan acerca de lo que quieres hacer en la vida o a qué te quieres dedicar, te sientes desmotivado, te preocupas o simplemente te muestras apático, tranquilo, es más normal de lo que piensas.

Y es que entendemos lo frustrante que puede ser cuando la gente constantemente hace este tipo de preguntas y te da el típico consejo: “¡Sigue tu pasión!” Sí claro, te encantaría hacerlo… si tan sólo supieras cuál es.

Así que, si te sientes sin rumbo y no sabes por dónde comenzar, aquí hay cinco maneras en las que podrás descubrir lo que realmente quieres hacer con tu vida. Tómate el tiempo para trabajar este proceso y llegar a saber qué es lo que realmente te apasiona.

1.- Abre tu mente

Debes estar abierto a las posibilidades que puedan llegar a tu vida. Imagina que te invitan a una fiesta y en tu apatía, te niegas a ir. Después te enteras que tu DJ favorito estaba tocando y dejaste pasar la oportunidad.

Sabemos que te sonará repetitivo pero es verdad, si tienes una actitud negativa, posiblemente nunca veas lo que te rodea o incluso, pierdas grandes oportunidades.

2.- Rodéate de personas apasionadas

Si eres de los que piensa que sí se puede vivir de lo que se ama, comienza a rodearte de personas que lo hacen, ellas serán tus motivos de inspiración. No importa que a ti no te guste lo que hacen, el punto es que veas y percibas su actitud.

¿Cuántos de tus amigos y familiares están siguiendo sus pasiones? Si no son muchos, podría ser el momento de expandir tu círculo social y asociarte con gente que te ayude a perseguir cada sueño, por más loco que parezca.

3.- Enfrenta tus miedos

Muchas veces nos detenemos en hacer o decir algo, por miedo al “qué dirán”, al fracaso, etc. Nos frenamos y nos limitamos hasta convertirnos en esclavos del hubiera, de la zona de confort y de nosotros mismos.

Lo primero que debes hacer, es reconocer tus miedos en lugar de ignorarlos o rechazarlos. Una idea increíble sería escribirlos para exteriorizarlos, lo segundo será aceptarlos, para finalmente responderte a ti mismo: ¿Qué es lo peor que puede suceder si te atreves a hacerlo?

Posiblemente cuando analices la situación, te darás cuenta que no es tan grave como tú lo imaginabas. Por último, aprende a convivir con ellos, no te detengas, poco a poco los miedos irán desapareciendo.

4.-  Reinvéntate una y otra vez.

Si tienes ganas de empezar a realizar una nueva actividad o un nuevo proyecto, no te detengas, busca las bases, los recursos que necesitas y empieza ya.

Si el proyecto no sale como lo esperabas, busca nuevas ideas, otras formas, etc. El objetivo es que estés reinventándote una y otra vez hasta que encuentres lo que de verdad te apasiona, desde algún deporte o el trabajo de tus sueños. Pero cuidado, eso no significa que debas de ser irresponsable o renunciar a la semana de haber comenzado. Si empezaste algo, termínalo bien.

5.-  Sal de tu zona de confort

No te quedes siempre con lo que ya tienes, estancado. Si estudiaste una carrera busca nuevos cursos, diplomados o incluso maestrías, esto podría ayudarte a encontrar otra pasión, a descubrir formas de alcanzar tu meta, etc.

Lee libros que te ayuden a adquirir más conocimientos o incluso libros que no tengan nada que ver con tu carrera. Aprende otro idioma, viaja al extranjero, tal vez tu pasión no está en tu país natal.

Este proceso de búsqueda puede ser tardado y complejo. Pero vale la pena sacrificar tiempo y esfuerzo para encontrar aquello que te permita disfrutar de tu vida al máximo.

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *