En México, una realidad que debemos identificar, es que las pymes desaparecen antes del tercer año por alguno de los siguientes 4 motivos:  

  1. Falta de financiamiento.
  2. Escasez  de capacitación y/o habilidades gerenciales.
  3. Carencia de acceso a tecnología.
  4. Insuficiente acceso a la información de los apoyos que brinda el gobierno.

Por otro lado, existe un problema grave de desempleo: encontramos 2.8 millones de desempleados, de los cuales 1 millón tienen un título universitario en las manos; tenemos muchos jóvenes (y no tan jóvenes) muy preparados, pero desempleados, personas profesionales y profesionistas que no encuentran buenas opciones de empleo.

Si bien es cierto que todos los caminos conducen a Roma, hay que saber muy bien qué camino hay que seguir dentro del emprendimiento para poder tener éxito, ya que en muchos de los casos, por pequeños errores (que parecieran insignificantes), estas startups truenan en el primer intento; ya sea por finanzas débiles, falta de objetivos y planeación deficiente, entre otras causas.

Por poner un ejemplo, según un estudio respaldado por el Instituto del Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera, la falta de indicadores u objetivos del negocio es la primera razón del fracaso de una startup con el 48 por ciento; la planeación deficiente con 44 por ciento y problemas en la ejecución o fallas en la hipótesis de negocio y oportunidades de mercado con el 43 por ciento

Muchos creen que emprender es cosa fácil y es una actividad subestimada, pero hay que tomar en cuenta que aunque “el emprendimiento es para todos, no todos somos para el emprendimiento”.

Pero, ¿de qué depende? Existen factores políticos, sociales, económicos y, por supuesto, personales. Aquí te comparto los seis pasos para poder arrancar con ese negocio que tanto ha rondado por tu mente, ¡para que inicies con el pie derecho!

 1. Evalúate

Toma en cuenta si tienes lo que se necesita o estás dispuesto a aprender y hacer lo mínimo necesario para al menos comenzar exitosamente. De no ser así, sigue tu camino por otro lado.

 2. Selecciona una idea

“El que mucho abarca, poco aprieta”, pero definitivamente “Todo lo que tu mente cree, lo puede crear”. Es cuestión de enfoque y perseverancia.

 3. Elabora un plan

En un documento, plantea la descripción de tu empresa, las estrategias de mercado, objetivos, inversión que estás poniendo, rentabilidad esperada, etc.

 4. Forma tu equipo

Los grandes emprendedores se rodean de gente más sabia y capaz que ellos, que aporta elementos que él sólo no podría. ¡Selecciona personas con tu misma pasión!

 5. Consigue financiamiento

Encontrar apoyo económico de alguna persona que se convierta en tu socio capitalista o bien, de instituciones que respalden tu desarrollo (como el INADEM). Busca opciones.

 6. Aprende y especialízate

Conoce a tus clientes, proveedores, costos reales, tiempos de ejecución, etc. Y pule cada vez más tus conocimientos y habilidades.

 

Por último, piensa en grande. Cuando empieces a ver resultados, no te estanques en ellos, busca la manera de avanzar y lograr nuevos objetivos.

Piensa, reflexiona y actúa

Autor: Helios Herrera

Fundador y Director General de Helios Herrera Consultores, S.C. Autor de diversos libros, CDs y DVDs con los que podrás tener en tus manos valiosos mensajes para pensar, reflexionar y actuar para obtener cambios positivos en tu vida. www.heliosherreraconsultores.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *