Muchos creen que se puede mentir en una entrevista de trabajo, de hecho piensan que entre más habilidades y virtudes se proyecten, obtendrán el puesto.

Sin embargo esto no siempre es así, ya que un reclutador entrevista muchos candidatos por día y con su experiencia puede detectar cuando alguien está nervioso, impaciente, si es una persona con actitud negativa o incluso, si está mintiendo.

En esto último llegan a ser expertos, por lo cual es mejor ser tú mismo y contestar honestamente para no evidenciarte con alguna de las mentiras más comunes que un reclutador detecta con mayor facilidad:

  1. La razón por la cual dejaste tu antiguo trabajo

Una de las principales preguntas que te hará el reclutador es el porqué buscas un nuevo empleo o por qué quieres cambiarte, es importante que en esta parte seas muy honesto por mucho que la respuesta sea la peor, ya sea que te hayan despedido, si el ambiente laboral era tóxico, el sueldo no te convenía, etc.

Recuerda que siempre pueden pedir referencias y siguiendo este consejo, el reclutador se dará cuenta que eres una persona honesta y ¡tendrás puntos a favor!

  1. El interés que tienes en el puesto que se te está ofreciendo

Se vale decir que no, en ocasiones la expectativa que tienes del trabajo para el que te postulaste es muy diferente a lo que el reclutador te menciona en la entrevista y tal vez no es lo que esperabas o simplemente no te interesa.

No pasa nada si dices que no te interesa o que no era lo que esperabas, al contrario, esto hablará muy bien de ti e incluso el reclutador podrá darte opciones y con suerte ofrecerte otra vacante que esté disponible y se asemeje a tus expectativas y habilidades.

  1. Habilidades en tu CV

Es muy común ver en un CV habilidades que tal vez no se dominan o incluso se desconocen, esto con el fin de llamar la atención y lograr obtener una entrevista. ¡Cuidado! hacer este tipo de cosas muchas veces podrían dejarte en ridículo y demostrar que  eres una persona que no habla con la verdad, lo que obviamente afectará tu proceso y probablemente sea el fin del mismo. Sé sincero contigo mismo y pon las mejores cualidades que tengas.

  1. Experiencia profesional:

No mientas en lo que hacías en tu antiguo trabajo, el reclutador notará cuando intentes decir que tenías una larga lista de actividades a tu cargo y esto podría afectar tu proceso, es mejor decir realmente cuáles eran tus funciones y qué era lo que más te gustaba de ese puesto, así quien te entreviste, podrá conocerte un poco más y tomar una mejor decisión.


Después de esto, estamos seguros que tu próxima entrevista será todo un éxito y evitarás pasar momentos vergonzosos para tener el mejor resultado.

Artículos relacionados:

Cómo conseguir entrevistas de trabajo

10 tips para una entrevista de trabajo

Autor: OCCMundial

Desde hace 20 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *