¡Ya me contrataron!

¿Qué hago si mi nuevo trabajo es más tóxico que Chernóbil?

Publicado

en

trabajos tóxicos

Los trabajos tóxicos muchas veces están disforzados de un buen speach por pare del reclutador

Hoy quiero hablarte de un tema muy complicado y que pocas veces se habla: ¿qué pasa cuando cambias de trabajo y resulta que es peor del que tenías antes? ¡Seguro es la muerte! Pero, [email protected], todo tiene una solución y estás en el lugar correcto para lidiar con esa situación.

Los cambios son aterradores, pero siempre detrás de ellos existe una frase que constantemente la gente menciona: “los cambios siempre son para bien” y sí, sin embargo, también existe la posibilidad de que tal vez ese cambio no es lo que quieres, lo que buscabas o lo que esperabas, y está bien; recuerda que de los errores se aprende y las situaciones que vives día con día te enseñan y te hacen más fuerte.

Pero regresando al tema principal de este artículo, ¿qué hacer cuando descubres que tu nuevo trabajo es más tóxico que Chernóbil.

Espera los 90 días de prueba

La mayoría de las empresas tienen un periodo de prueba por 3 meses, este periodo es para identificar la actitud, las habilidades, la personalidad y demás características del candidato, con la finalidad de que sí haga match con la cultura de la empresa y, obviamente, con el puesto.

Pero este periodo de prueba también es para el candidato, para que tú puedas saber si es lo que estás buscando, si cumple tus expectativas profesionales, salariares y si va con tu personalidad.

En estos 90 días también puedes observar los signos de toxicidad que existen dentro de la empresa, por ejemplo:

  • Mala comunicación
  • Compañeros de trabajo descontentos
  • Prácticas operativas

Si de plano sientes que el ambiente no es lo que tú estás dispuesto a tolerar, está arruinando tu paz mental y en ligar de sentirte feliz te sientes enojado y triste estos son las cosas que te recomiendo.

¿Cómo lidiar con los trabajos tóxicos? “No era lo que esperaba de mi nuevo trabajo”

Busca un nuevo trabajo

Ok, tienes 3 meses para dedicarle unas horas a buscar nuevas oportunidades, aunque parezca difícil encontrar un trabajo cada 90 días, sí es posible, sí existe y no, no te verás mal el cambiar de trabajo. Recuerda que un clima laboral sano es muy importante en cualquier espacio de trabajo.

Detecta el problema y busca solución

Si de plano no quieres cambiar de trabajo y estás decidido a estar más tiempo en ese trabajo entonces la solución es detectar el problema, qué es lo que te está incomodando: una persona, una situación, mucha presión, etc.

Descubrir cuál es el problema que está sacudiendo tu paz mental es muy importante pues de ahí podrás partir para buscar una solución.

Hablar con tu jefe o con el reclutador es la clave para encontrar una solución.

Suelta lo que no puedes cambiar

Hay cosas que puedes controlar: tu actitud, tus palabras y tus acciones, pero también existen cosas que definitivamente no puedes cambiarlo. Enfócate en tus cosas, en darle la importancia a lo que realmente importa, no tomarte todo personal o creer que todos están en contra de ti.

Céntrate en ti, en aprender del nuevo puesto, conocer a las personas sin antes juzgarlas y tratar de ver lo bueno del momento.

Realiza actividades fuera del trabajo

Está mal normalizar el trabajar durísimo, y pasar mil horas detrás de la computadora y no tener vida personal, así que si en tus planes estaba hacer de tu nuevo trabajo tu mundo será mejor que encuentres otra actividad completamente ajena a tu trabajo.

De esta manera tu mente estará despejada, tendrás oportunidad de pensar en más cosas y pasarla mucho mejor.

Si de plano estos tips no te funcionan la mejor solución es armar tu plan de salida, buscar nuevas oportunidades laborales y hacer un colchón de ahorro para tu salida serán tus principales aliados.