Se dice que es jefe aquel que tiene subalternos a su cargo sin importar el nivel jerárquico; para ser jefe se necesita conocimiento y compromiso, pues de eso dependerá el alcance de los objetivos. Pero la palabra “jefe” no siempre va de la mano con ser líder.

El liderazgo tiene la capacidad para influir en la forma de ser de las personas, haciendo que éstas trabajen con entusiasmo en el logro de metas y objetivos, cosa que la autoridad o imposición nunca conseguirá.

Un líder es una persona que tiene la capacidad de tomar decisiones acertadas para un grupo de trabajo, inspirando al resto a alcanzar una meta en común.

Te dejamos algunos secretos que te harán ser un buen líder:

  • Tener conocimiento del campo en el que te desarrollas y los retos a enfrentar.
  • Tener confianza en ti mismo y tu capacidad de toma de decisiones.
  • Ser íntegro, poseer un profundo sentido de justicia para tratar a tu equipo y delegar oportunamente.
  • Ser flexible para modificar la forma de trabajo y las estrategias cuando sea necesario.
  • Asumir tu responsabilidad y ayudar a otros a tener la propia.
  • Compartir el esfuerzo con tu equipo de trabajo y brindarles seguridad y sentido de pertenencia.
  • Generar una conexión con los miembros de tu equipo, ser empático y escuchar sus necesidades.
  • Dar retroalimentación positiva y estar dispuesto a recibirla.
  • Priorizar la comunicación, reconocer el trabajo de los demás y ofrecer oportunidades de crecimiento a tus subalternos.
  • Tener la capacidad para armar un plan y seguirlo hasta alcanzar los objetivos.

 Aplícalos con tu equipo de trabajo y de inmediato empezarás a ver que los objetivos planteados se cumplirán mucho más rápido.

Fuente: CNN Expansión

Autor: OCCMundial

Desde hace 20 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *