Una de las cosas que más nos preocupan cuando se trata de iniciar una rutina de ejercicio, es la falta de tiempo y motivación. Y es que por lo general, cuando pasamos gran parte de nuestro día en nuestro lugar de trabajo, resulta muy difícil darnos el espacio que el ejercicio merece.

Así que si no tienes el tiempo para ir al gimnasio, no dejes que ésta sea una excusa más para no iniciar con una pequeña rutina de ejercicio, que, además, puedes hacer durante tus horario de trabajo, incluso dentro de ¡tu oficina!

Esto te ayudará a mantener una mejor postura, a relajar y aumentar tu tono muscular, a tener mayor flexibilidad y movilidad en tus articulaciones, que como bien sabemos el mantenerte sentada durante un promedio de 8 horas al día no es nada favorable para el buen funcionamiento del cuerpo ni para la salud en general.

Si te identificas con este escenario, es momento de despedirte de la vida sedentaria y poner en práctica estos pequeños y muy fáciles tips que te serán de mucha utilidad.

Además de que te ayudará a quemar calorías, podrás  combatir el estrés y liberar tensiones en la comodidad de  ¡tu escritorio!

Rutina de ejercicio para hacer en la oficina

Glúteos

Sin importar la actividad  laboral que estés realizando, siempre y cuando te mantengas sentada, aprovecha para poner en práctica este ejercicio que te ayudará a fortalecer tus glúteos. Simplemente apriétalos y relájalos durante 10 veces, descansa 5 segundos, vuelve a repetir y así sucesivamente.

Si pones en práctica este ejercicio diariamente, al cabo de unas semanas notarás tus glúteos mucho más tonificados.

Extensiones en piernas

Mientras te mantengas sentada, este ejercicio es ideal para estirar y fortalecer los músculos de tus piernas:

Estira una pierna y haz movimientos verticales subiéndola y bajándola. Puedes hacer 20 repeticiones con la pierna derecha , 20 con la pierna izquierda y por último 20 con las dos piernas juntas. Sostén 5 segundos tus piernas levantadas entre cada repetición.

No olvides mantener apretados los músculos del abdomen mientras realizas estos movimientos, de tal forma que en este mismo ejercicio, además de fortalecer los músculos de tus piernas, habrás tonificado también los cuádriceps.

Cintura

Mantén tu espalda de forma recta sentada en tu silla, posteriormente cruza tus manos detrás de tu nunca y empieza a hacer movimientos alternados (flexionando rodillas) de tal  forma que busques juntar tu codo izquierdo con tu rodilla derecha y tu codo derecho con tu rodilla izquierda.

Al hacer estos movimientos no olvides mantener tu espalda derecha mientras giras tu cintura, esto ayudará a que se logre de manera correcta.  Intenta hacer series de 10 a 15 repeticiones diariamente.

Estos son algunos ejemplos de ejercicios que puedes poner en práctica desde hoy mismo. Recuerda no limitar tu actividad física a causa de las horas que permaneces sentado dentro de tu oficina, no olvides que cualquier ejercicio, por más sencillo que parezca, va a sumar y no restar.

Así mismo, aprovecha cualquier oportunidad y acostumbra constantemente a estirar tus brazos, flexionar tobillos, pies, hombros y cuello… aún cuando no estés poniendo en práctica cualquiera de estas rutinas que te compartimos.

Con tan sólo un poco de creatividad verás que puedes encontrar que muchos de los elementos que tienes al alcance en la oficina, te pueden ser de mucha utilidad para ejercitarte.

Con estos prácticos tips, ya te puedes despedir del sedentarisimo que puede causar el tiempo que le dedicas a tu jornada laboral y que a la larga puede afectar a tu salud más de lo que imaginas.

Por: Denise Kusher (autora en Tuiris.com)

Autor: Tuiris.com

Somos una comunidad digital con soluciones para tu vida diaria. Nuestro contenido es corto, fresco y fácil de digerir. Nuestro propósito, conectar contigo de una manera divertida pero con profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *