Existen diferentes hábitos para una mejor calidad de vida que si logras adaptarlos harán
que estés siempre de buen humor en el trabajo


Si trabajas en una oficina, probablemente convivas a diario mínimo 8 horas con las mismas personas. Y claro que existen momentos en donde no estás de humor para hablarle a tu compañero de al lado o simplemente no tienes ganas de platicar con nadie.

Sin embargo, muchas veces las personas pueden malinterpretar tu estado de ánimo o tomarse las cosas personales, y es ahí cuando empiezan los conflictos o malentendidos, algo que no necesitas en tu vida.

Aunque no lo creas, el mal humor es como un resfriado: se contagia y se siente en el aire. Por ello, quiero que conozcas 4 hábitos que puedes ir adoptando antes de llegar al trabajo y cuando sientas que estás de muy muy mal humor.

4 hábitos para una mejor calidad de vida en el trabajo

1-Enfócate en tu trabajo

Si llegas de malas al trabajo o sientes que no tuviste una buena noche y estás irritable, lo mejor que puedes hacer es enfocarte en tu trabajo.

No te sientas presionado por darle explicaciones a nadie, simplemente puedes mencionar que tienes trabajo urgente  y por ello no puedes desconcentrarte.

Ponte tus audífonos —si lo tienes permitido— y escucha la música que más te relaje; busca en tu lista de pendientes lo que tienes que hacer en el día y empieza por lo más fácil. Tu mente se irá despejando y tu humor empezará a cambiar.

2- Aléjate de las personas quejumbrosas

Lunes por la mañana y ya estás escuchando todas las tragedias que le pasaron a tu compañero, ese que siempre tiene algo “nuevo” por contar, aunque todo es malo en su vida.

¡ALÉJATE! Si no te sientes con la energía suficiente para empezar tu día laboral, no es nada bueno que interactúes con este tipo de personas.

Rodéate de personas que transmitan paz y buena vibra.

3- Consume tu snack favorito

La comida influye mucho en el estado de ánimo de las personas. Si tienes una dieta balanceada o compuesta, los alimentos integrales te harán sentir más saludable y feliz.

Y también, si existe algún alimento en específico que te hace sentir bien y te pone de mejor estado de ánimo, no dudes en consumirlo.

4- Date un break

Tomarse un descanso en el trabajo es muy válido, no todo el tiempo tienes que estar trabajando como una máquina.

Necesitas respirar y darte un respiro, así podrás pensar mejor y tener mayor creatividad para realizar tus actividades.

¿Cómo enfrentas esos días de mal humor? Cuéntanos en los comentarios.

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *