Los días más soñados para un trabajador sin duda son los de quincena y los fines de semana largos. Sin embargo, muchas veces cometemos el error de administrar de la peor manera nuestras finanzas: no ahorramos y gastamos de más, nos convertimos en las personas más espléndidas o nos justificamos con la frase “lo merezco, por eso trabajo”.

Pero existen 4 errores que seguramente alguna vez cometiste y eso provocó que no llegaras con saldo a la quincena:

1- Comprar sin tener dinero

Las ventas por catalogo, compras en línea o a pagos hacen que tu quincena se vaya incluso sin tenerla; nos alocamos cuando nos dicen que se puede pagar a plazos. Algo que frecuentemente ocurre es cuando pasas por una tienda, ves algo que te gusta y dices: “en la quincena me lo compro”. ¡Cuidado! Antes de querer gastarte todo tu sueldo en cosas que realmente no necesitas, analiza los diferentes pagos que debes realizar para no endeudarte.

2- Gastos hormiga

Comprar una botella de agua diario, el desayuno, el snack, los cigarros, la comida, el café… Y así podría decir más cosas que normalmente compramos y no son tan necesarias o se podrían sustituir. Utiliza los recursos que te ofrecen o busca alternativas para que puedas ahorrarte ese tipo de gastos.

3-  No ahorrar y no tener un plan financiero

Al decirte “plan financiero”, no quiere decir que debes tener una enorme estrategia que hará que te vuelvas millonario. Lo mejor que puedes hacer es pensar cuáles son los gastos realmente necesarios. Arma un plan con todo lo que debes pagar al mes (únicamente lo que sea obligatorio) y a eso súmale una cantidad que estarás dispuesto a ahorrar mes con mes o por quincena. Así, podrás gastar la cantidad de dinero que te sobre sin preocuparte por endeudarte.

4-  Caprichos innecesarios

En cuanto  cae la quincena lo primero que dices, o lo primero que quieres hacer, es celebrar que ya tienes de nuevo ingresos. Es aquí cuando ¡hasta en una noche puedes terminar con toda tu quincena! La mejor solución es sacar una cantidad moderada y el resto dejarlo en tu casa, así estarás limitado a gastar una cantidad estipulada.

Recuerda que tener una buena administración financiera podría salvarte de mucho estrés y sobre todo evitará que tengas deudas.

Tú, ¿cómo administras tu quincena?

 

Enfoque HH: Mejora tus finanzas personales

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *