Mi ambiente de trabajo

Enfermedades relacionadas con el trabajo

Publicado

en

Tu cuerpo no es una máquina, y estas señales te dicen que necesitas descansar o pedir vacaciones ¡ya!

El señor Y murió por un ataque cardiaco a los 34 años: laboraba 110 horas a la semana.

La enfermera A, de 22 años, falleció después de trabajar cinco veces en un mes por más de 34 horas continuas.

Se escribe karoshi y significa “muerte por exceso de trabajo”. Aunque no es un término médico, en Japón se utiliza desde 1978 para hablar de quienes pierden la vida por fallas cardiovasculares (derrames cerebrales, infartos de miocardio, insuficiencia cardiaca aguda) relacionadas con extensas jornadas laborales o una insufrible carga de deberes.

Las ejemplos mencionados al inicio del texto podrían parecerte ficticios; todo lo contrario: fueron publicados en el 2013 por la Organización Internacional de Trabajo (OIT) en el artículo Case study: karoshi, death from overwork.

Probablemente dirás: “Bueno, eso sucede al otro lado del mundo por razones que sólo tienen y entienden en aquel lugar”; pero no son tan diferentes a las que vivimos en el entorno de acá: miedo a perder el puesto y cierta vergüenza social por estar desempleado.

Burnout

Breve test para saber si sufres el “síndrome del quemado”:

¿Te sientes agotado(a) la mayor parte del día?

Sí                                            No

¿Se te dificulta tomar decisiones y olvidas fácilmente las cosas?

Sí                                            No

¿Fumas, bebes, llevas una alimentación desbalanceada y haces poco ejercicio?

Sí                                            No

¿Todos los días es una odisea levantarte de la cama?

Sí                                            No

¿Has notado cierta negatividad y repentinos cambios de humor en tu persona mientras laboras?

Sí                                            No

¿Sientes que tu productividad va a la baja?

Sí                                            No

¿En los últimos meses le has dedicado menos tiempo a tu vida social?

Sí                                            No

No es nada agradable padecer burnout. Tu estado físico, mental y emocional no es el mejor. Trabajas a disgusto. Vives a disgusto. No trabajas bien. No vives bien.

Necesitas establecer prioridades (es hora de ser sincero: ¿puedes con todas las responsabilidades o deberías pedir ayuda en algunas?), recuperar la inspiración (¿qué era lo que te motivaba en un inicio en tu actual empleo?), descansar (“el cansancio favorece el error y saca lo peor de cada uno”, menciona la psicóloga clínica María Jesús Álava) y equilibrar tu vida laboral y personal.

¿Cómo lograrlo? Tenemos artículos que pueden encaminarte:

7 señales de que sufres el síndrome burnout en el trabajo

Cómo ser feliz en el trabajo (incluso si no te gusta)

Trabajo y vida personal: 5 reglas de oro para encontrar el equilibrio

[Galería] 5 enfermedades por las que los mexicanos faltamos al trabajo

En junio de 2015 les preguntamos a los usuarios de OCCMundial cuáles eran sus causas para faltar al empleo. Más de 800 personas respondieron.

De todos aquellos que mencionaron haberse ausentado por lo menos una vez en este año, el 58 % habló sobre cuestiones de salud. Otros más apuntaron al agotamiento o a la falta de motivación que existe en su empresa.

¡Oh los males que nos aquejan al trabajar! Seguramente son más –varios más– de los cinco aquí mencionados; pero fueron los más recurrentes en los mexicanos de acuerdo con nuestra encuesta.

De mayor a menor:

[masterslider id=”5″]

Lo dice Alice Miller en su libro “El cuerpo nunca miente”:

“Es el cuerpo el que sabe con exactitud lo que nos falta, lo que necesitamos, lo que tuvimos que soportar y lo que provoca en nosotros una reacción alérgica. Pero muchas personas prefieren recurrir a los medicamentos…”.

¿Necesitas tomar un descanso, disfrutar de unas vacaciones?
Tal vez sí, y será bueno hacerlo.