Quedarnos en casa y evitar el contacto social son algunas de las recomendaciones, pero, ¿qué tipo de despensa para cuarentena necesitas comprar?


 

Lo sabemos, la situación que vivimos con la pandemia de COVID19 nos ha llevado a adoptar medidas para evitar o disminuir el contacto con lo demás, esto con la finalidad de disminuir las probabilidades de contagio; lo que significa una permanencia mayor en nuestros hogares, evitando salir a menos que sea muy necesario.

COVID19 es una enfermedad infecciosa causada por el coronavirus; puede propagarse por contacto con superficies infectadas o de persona a persona. Por eso es importante evitar tocarnos el rostro, ya que si nuestras manos entran en contacto con el virus y después tocamos nuestros ojos, nariz o boca, podemos contagiarnos.

Es por eso que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado una pandemia por el COVID-19 (es decir, que se ha extendido a varios países y personas). 

Para prevenir que las probabilidades de contagio aumenten dramáticamente, algunas autoridades han exhortado a empresas y ciudadanos ha permanecer en cuarentena (aislamiento de las personas).

Y si pronto empezarás o ya has iniciado tu aislamiento social, probablemente una de las dudas que más te asalte es, ¿qué comprar o cómo armar tu despensa para cuarentena? Nosotros te damos algunos consejos.

 

¿Qué debe incluir una despensa para cuarentena?

Lo primero que debes eliminar de tu lista es el pánico, no hagas compras de pánico; respira lentamente y cuenta hasta 10 (o hasta el número que necesites) y una vez tu mente se encuentre más tranquila, empieza a anotar lo necesario.

Al ser un aislamiento por varios días, lo ideal es que los artículos que compres te sean de utilidad por un largo tiempo y así evites salir de tu casa.

Agua, mucha agua.
Puedes reservar una cantidad de agua para emergencias, pero es buena idea tener algunas botellas de agua.

Cereales, semillas y legumbres.
Tales como el arroz, harina de trigo, pasta, avena, garbanzos, lentejas, quinoa, frijoles, soja, cacahuates y maíz, tienen un periodo de caducidad muy amplio, además de que son fuente de energía y algunas otras de proteína vegetal, por lo que no pueden faltar en tu despensa.

Enlatados.
Puedes adquirir alimentos como verduras, pescados, frutas, chiles,  aceitunas y muchos más, conservados en lata, con una caducidad que llega hasta varios años, lo que los hace indispensables para la cuarentena, pero no olvides revisar la fecha de vencimiento.

Congelados.
Algunos artículos ya los puedes encontrar en esta presentación (pescados, carnes, verduras, frutas, etc.) y con una caducidad mucho mayor, aunque también puedes comprar alimentos frescos y congelarlos para conservarlos por más tiempo.

Perecederos.
Carnes, frutas, verduras, lácteos, entre otros, son alimentos cuya caducidad puede ser más corta, por lo que lo ideal es conservarlos en congelación o migrar a otras presentaciones como: leche en polvo o leche con una caducidad mayor, enlatados o congelados, aunque también conocer el tiempo de vida útil para calcular la fecha de consumo.  

Higiene y salud.
Sí, también es necesario contar con insumos como jabón, papel de baño (pero evitemos comprarlo en exceso), detergente, toallas de papel, limpiadores.

Y sí, una gran idea es contar con nuestro kit de primeros auxilios o botiquín de emergencia (haya cuarentena o no), y el cual debe incluir elementos como: gasas, alcohol, agua oxigenada, antiácidos, aspirinas, analgésico, vendas, curitas, cinta adhesiva, merthiolate, medicamentos específicos que necesite algún miembro de la familia, entre otros.

 

Lo más importante es que no vacíes los estantes, debes calcular la cantidad de alimento que necesitarías para 15 (o incluso hasta 30) días, para ti y tu familia, por lo que no es necesario que acabes con los 50 costales de arroz o los 30 paquetes de papel higiénico. 

 

Compra las cantidades que necesites (si puede quizá un poquito más) para evitar salir de casa y reducir las posibilidades de contagio.

 

¿Qué elementos incluyen tu despensa para cuarentena?

Autor: Verónica González

Escribo porque ser Maestro Pokémon no era una opción. Cualquier parecido con la ficción, es mera realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *