#TrendingTopics

¿Cómo hacer una infografía? Elementos, usos y ejemplos

Publicado

en

como-hacer-una-infografía

Las infografías son herramientas que te permiten mostrar cierta información o datos de una forma relevante, entretenida, resumida y creativa. Te decimos cómo hacer una infografía.

¿Qué es una infografía?
¿Para que sirve una infografía?
¿Qué elementos debe tener una infografía?
¿Cómo hacer una infografía?
Ejemplos de Infografías

¿Te ha pasado que quieres mostrar cierta información pero no se te ocurre cómo hacerlo de forma creativa y que llame la atención?

O tal vez esa información es compleja, extensa o aburrida y quisieras darle ese toque de interés para que tu receptor la entienda y la recuerde: La infografía es tu herramienta en estos casos.

¿Qué es una infografía?

Una infografía es una representación visual y recopilación de cierta información o datos para mostrarla de forma resumida y entendible mediante imágenes, gráficos, diagramas y textos cortos.

Es una herramienta que se utiliza para resumir información compleja, extensa o de poco interés para hacerla más entendible.

¿Para qué sirve?

Casi todos lo seres humanos somos visuales, es decir, recordamos más las imágenes que nos impactan y nuestro cerebro es capaz de recordar ciertas formas, colores o diseños de manera más fácil.

Una infografía combina todos esos elementos junto a la información que se espera que recordemos gracias a que tiene un formato más amigable y resumido.

Podemos utilizar una infografía para:

  • Resumir o explicar cierto tema
  • Hacer más amigable y entendible un tema complejo
  • Presentar algún tema académico
  • Resumir un libro, publicación o informe
  • Presentar los resultados de alguna investigación, estudio, encuesta o análisis
  • Informar de alguna problemática social
  • Crear conciencia sobre algún problema ambiental
  • Presentar alguna marca, empresa, producto o servicio.
  • Presentar o recordar algún personaje, histórico o del presente.

Como ves, la infografía nos sirve en cualquier industria, sector, carrera o área en la que te desempeñes.

¿Qué elementos debe tener?

Como su nombre lo dice, una infografía se compone de: información y gráficos.

Tomando en cuenta sus elementos, el creador de infografías es libre de diseñar, acomodar y elegir la información para realizar su mensaje visual: Diagramas, vectores, fotos, animaciones, texto, colores, números, etc.

Sin duda, los elementos más importantes que debe tener una infografía es la creatividad y el contenido. Fuera de eso, no hay reglas establecidas para el diseño, número de elementos o colores.

Una infografía creativa, única, bien diseñada y ejecutada puede ser la mejor herramienta para que nuestro mensaje llegue al público objetivo. Aún así, recuerda que lo importante es el contenido y la forma en que lo presentas para que se entienda.

¿Cómo hacer una infografía?

Hacer una infografía puede ser muy intuitivo, sin embargo, de damos 10 pasos básicos para que te guíes y no te pierdas en el camino.

Define el tema

Debes elegir un tema en específico. Es muy poco probable que incluyas distintos temas en una infografía y puedas resumirlos.

Te recordamos que una infografía debe contener poco texto, con palabras clave o información resumida.

¿Hablarás de animales? trata de reducirlo a animales marítimos, lagartos, en peligro de extinción, etc.
¿Hablarás de enfermedades? Trata de reducir tu tema a enfermedades del corazón, del cerebro, etc.

Investiga tus datos

Es uno de los pasos más importantes. Debes investigar a profundidad sobre el tema que quieres exponer.

Tu información debe ser verdadera, creíble, interesante y comprobable. Verifica los datos y siempre cita tus fuentes en la infografía.

Organiza tu información

Esta es uno de los pasos más difíciles: elegir, resumir y organizar tu información.

Recuerda que debes elegir los puntos más importantes de tu tema y organizar los datos de acuerdo a cómo los quieras presentar en tu infografía.

Define un objetivo o propósito

¿Qué finalidad buscas con tu infografía? ¿Informar, crear conciencia, presentar una persona,?

Debes elegir un objetivo y basarte en ello para acomodar tu información y elegir los gráficos que vayas a colocar.

El mensaje debe ser claro: debes de contar una historia coherente. Recuerda que el diseño y la creatividad se basan en la información y el objetivo que tengas.

Elige un estilo

Depende del tema, puedes elegir un estilo para diseñar o colocar tus gráficos.

Si es un tema médico y serio, no podrías colocar vectores o personajes cómicos. Si presentas algún personaje de comedia, los gráficos no deberan ser tan serios o de colores neutros.

¡Diseña!

Si no tienes ni idea de cómo diseñar, en internet hay algunas páginas con plantillas incluso para que puedas comenzar con tu diseño de infografía.

Te recomendamos utilizar las gratuitas como Canva, Infogram, Pixlr, por mencionar algunas.

Revisa y confirma

Una vez que hayas terminado tu infografía, revísala varias veces. Tanto la información, la ortografía, los gráficos, la coherencia, etc.

Hazte estas preguntas: ¿Realmente es amigable a la vista?, ¿se entienden los datos?, ¿llama la atención?, ¿la tipografía es fácil de leer?, y lo más importante, ¿la compartirías en redes sociales?

Haz pruebas

Ántes de publicarla o exponerla en el medio objetivo, prueba enviándola o mostrándola a tus amigos cercanos o familiares y haz que respondan las preguntas del punto anterior.

Si no la entienden a la primera, te preguntan demasiadas cosas o te comentan que alguna imagen no es agradable, es momento de cambiar algo.

Elimina o añade información

Una vez echas las pruebas con otras personas sobre tu infografía, se vale eliminar o añadir datos e información que no habías contemplado, ¡pero no demasiada!

Otros puntos importantes:

  • La tipografía es básica. Recuerda que debe ser legible y entendible.
  • No sobrecargues de información. Trata de resumir tus datos lo más que puedas
  • Descansa algún tiempo. Hacer una infografía puede tomarte hasta horas o días; descansa y después de un tiempo regresa a revisarla con la mente relajada.
  • Los colores son importantes. No deben ser tan llamativos, fosforescentes o que lastimen la vista de las personas. Te recomendamos que no excedas más de 3 o 4 colores base.
  • ¡Vuelve a revisar la información! Verifica tus fuentes, ortografía, ritmo, objetivo y todo lo que ya te comentamos en puntos anteriores.

Además de estas recomendaciones, no tengas miedo de experimentar, poner, quitar y divertirte haciendo una buena infografía que cumpla el objetivo que buscas.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de OCCMundial (@occmundial)