Decir que la vida no se acaba en un examen de ingreso a la universidad es fácil cuando estás fuera del proceso de selección; no lo es tanto cuando tu futuro académico depende de ese resultado.

Todos sabemos lo que es tener un plan B en ciertos momentos de la vida. Es caso de no saberlo, tampoco es difícil imaginar de qué se trata: contar con alternativas por si algo no sale como lo habíamos imaginado en un principio.

El próximo 19 de julio se darán a conocer los resultados de la segunda vuelta para entrar a la Universidad Nacional Autónoma de México. Y aunque somos optimistas y esperamos que todos los lectores de este blog logren conseguir su lugar, tampoco somos ingenuos: miles de jóvenes necesitarán pensar cómo ocupar su tiempo de los siguientes meses en otras actividades.

Tenemos estos consejos para todos ellos:

Investiga más sobre otras carreras que podrías estudiar

Actualmente, la UNAM cuenta con 108 carreras profesionales; sin embargo, el 60 % de las solicitudes de admisión se concentran en tan sólo 13 de ellas. ¡Hay 95 licenciaturas o ingenierías que tienen menos demanda!

La cuestión es que tal vez no son tan conocidas como las clásicas Medicina, Administración, Derecho, Comunicación

¿Qué puedes hacer? Una opción es investigar cuáles serán las áreas con mayor proyección en los próximos años.

(Te recomendamos los artículos ¿Qué conocimientos solicitarán los trabajos en el futuro? y 5 habilidades que necesitarás en el futuro)

De igual forma, puedes revisar en OCCMundial los sectores laborales que más solicitan talento joven. Eso te ayudará a conocer otros campos en los que podrías interesarte, con altas probabilidades, después, de obtener un puesto bien remunerado.

 

Prueba un empleo relacionado con la carrera de tu interés

Seguramente dirás: ¿Y cómo voy a conseguir un trabajo en el área de Recursos Humanos si ni tan siquiera he comenzado a estudiar Psicología?

Calma, es totalmente válido que lo pienses. Sin embargo, hay puestos en los que la escolaridad requerida es el bachillerato.

¿Te interesa la Mercadotecnia? ¿Por qué no trabajas algunos meses en ventas para saber cómo se comercializa un producto? ¿Te interesa la Ingeniería Industrial? ¿Por qué no te empleas en un almacén para que veas cómo se maneja toda la logística?

Así, tendrás un panorama distinto cuando comiences posteriormente la licenciatura.

 

Mantente en forma: inscríbete a otros cursos

En este punto, preguntarás: ¿Y cómo me inscribo a algún curso si no tengo dinero para pagarlo?

Bueno, si estás leyendo este artículo significa que cuentas con internet. Entonces puedes acceder a educación en línea sin costo.

Páginas como coursera.com o miriadax.net ofrecen programas totalmente gratuitos, de reconocidas universidades a nivel mundial y en sectores muy interesantes como la Programación, Estadística, Informática, etcétera.

No te pedirán conocimientos específicos ni un nivel académico en especial. ¡Son libres, aprovéchalos!

 

También puede interesarte: Las mejores apps para estudiar y pasar los exámenes

 

Piensa en otras modalidades de estudio con más posibilidades

Por último, también puedes investigar si la carrera que te gusta está disponible en otras universidades públicas. Tal vez haya algunas que no, pero te servirá para conocer otra gama de estudios disponibles.

Existen los sistemas abiertos o a distancia, que son menos buscados por los aspirantes, lo que automáticamente incrementa tus posibilidades de ser aceptado. Investígalos.

Autor: OCCMundial

Desde hace más de 20 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *