Trabajar es una necesidad y transportarnos de nuestra casa a la oficina es toda una hazaña que debemos lograr día a día, entre las dificultades de viajar en el transporte público y sobrevivir a la fila interminable del tráfico.

¿Cómo llega la mayoría de las personas al trabajo?

Realizamos una pequeña encuesta para poder responder esta pregunta y de las personas que se encuentran laborando actualmente el 55% utiliza automóvil propio para transportarse hasta su oficina, el 38% utiliza transporte público (metro, Metrobús, camión, etc.), 4% optan por caminar o ir en bicicleta hacia su trabajo y el 3% restante viajan en Taxi, Uber, Cabify o algún servicio similar.

 

De los trabajadores que usan su automóvil para transportarse:
El 52% gasta un aproximado de $250 a $500 semanales en gasolina.
El 39% destina de $501 a $1000 a la semana a este rubro.
El 6% de $1001 a $1500.
– Y sólo el 3% gasta más de $1501 semanales.

Basándonos en estos datos, ¿qué marca crees que sea la más popular o preferida: un Ferrari, Lamborghini o un Audi del año? Eso estaría increíble, pero la mayoría de los mexicanos opta por marcas más accesibles –¿quién va a querer manejar un Ferrari que corre a 300 km/h cuando el límite de velocidad en la ciudad es de 80 km/h en carriles centrales, incluso menos en un embotellamiento automovilístico?–, siendo Chevrolet la favorita del 20% de los encuestados.

Y en segundo lugar de preferencia, con un 15% cada una, se encuentran la alemana Volkswagen y la japonesa Nissan.

La marca americana Ford se posiciona en el tercer lugar con un 10%, seguida por Honda y Mazda con un 6% y 5% respectivamente.

Ahora, ¿cuál modelo imaginas que es el más utilizado? Yo le apuesto al Spark, pero veamos.

El 6% de los encuestados mencionó tener un Jetta, el 5% un Aveo y el 4% un Chevy, seguidos por los modelos Fiesta (3%), Sentra (3%), Spark (3%) y también figuraron los Focus (2%), March (2%) y con 1% el Tiida.

Pero los datos no terminan ahí, ya que del restante 45% que no llega al trabajo en automóvil, el 42% de esos trabajadores sí tienen coche propio, y la preferencia de las marcas de automóviles se mantiene, siendo Chevrolet el favorito con el 19%, seguido por Volkswagen con el 18%, Nissan con 16% y en cuarto lugar Ford con el 11%; el top 3 de modelos de auto también se mantiene, Jetta en primer lugar con el 7%, Aveo con el 6% y Chevy con el 4%

 

Con base en los datos de la encuesta, podríamos deducir que los automóviles preferidos por los trabajadores mexicanos son aquellos que muestran una mejor relación calidad-precio, que son accesibles y tienen un gasto decente de gasolina, aunque no estamos seguros qué tanto o no influirá el renombre de la empresa.

Por ejemplo, el Jetta ha resultado ser el modelo más requerido entre los encuestados, pese a tener un precio más elevado que el Aveo y el Chevy, aunque con críticas más favorables entre los usuarios; destacando su precios –que sigue situándose entre los más económicos y accesibles–, sus repuestos relativamente fáciles de conseguir, la estabilidad al conducir, que los usuarios lo encuentran cómodo y de diseño elegante, siendo este último uno de los factores que pueden llegar a decantar a los compradores por este modelo.

 

Entre el Aveo y el Chevy, logran posicionar a la marca Chevrolet como la preferida del México. El Chevy dejó de fabricarse desde el año 2012, y aún así continúa siendo muy popular entre los mexicanos gracias a su precio bastante accesible, el bajo consumo de gasolina que posee y lo baratas que se cotizan sus refacciones, y, porqué no, por la gran popularidad que ganó en nuestro país a raíz de su lanzamiento. Aveo llegó para llenar el hueco que dejó el emblemático Chevy, logrando colocarse rápidamente en el mercado mexicano a pesar de las críticas que ha sufrido en los último años –como las cero estrellas que recibió por no cubrir los estándares de seguridad–, pero considerado como un coche de buen arranque y marcha.

Aunque un modelo sea el preferido por los trabajadores, sabemos que incluso en este aspecto puede variar –porque hay diferentes modelos entre los modelos–, desde el año hasta la cantidad de puertas con las que cuente el vehículo y, sobretodo, el precio, ya que un Jetta del 2012 ronda los $120,000, casi la mitad de uno del año, arriba de los $300,000, una cantidad algo alejada de los $200,000 que cuesta, aproximadamente, la versión más sencilla del nuevo Aveo 2018 y el precio de ambos automóviles están muy por encima de los casi $100,000 en los que se cotiza la última versión del Chevy, la del año 2012.

En cuanto al consumo de gasolina, los 3 modelos presentan un rendimiento bastante parecido, aunque esto depende mucho de la versión del modelo, el uso que se le dé al auto, el lugar donde se utilice, incluso los kilómetros recorridos, pero una cosa sí es segura, los 3 se perfilan entre los favoritos del consumidor mexicano, aunque no descartamos que el Chevy poco a poco sea reemplazado por modelos nuevos de la misma u otra marca.   

¿Te gustaría trabajar en alguna de estas empresas automotrices? ¡Checa las ofertas de trabajo que tenemos para ti!

Kia, Hyundai, BMW, Toyota    

¿Y tú qué coche prefieres?

Autor: Verónica González

Escribo porque ser Maestro Pokémon no era una opción. Cualquier parecido con la ficción, es mera realidad.

1 opiniones para “¿Qué auto prefieren los mexicanos para ir a trabajar?”

  1. Creo que escogieron bien por para este uso diario de vehículo a diario debemos ver los beneficios y las dificultades para tomar una buena decisión tanto para la puntualidad como para ahorrarnos económicamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *