¿Necesito otro trabajo?

Mobbing o acoso laboral: causas, síntomas y cómo evitarlo

Publicado

en

Mobbing o acoso laboral

El mobbing o acoso laboral afecta el rendimiento y el talento de cualquier persona. Te decimos sus causas y qué hacer en caso de que estés pasando por esta situación.

Tu trabajo es tu segundo hogar, por eso la relación que llevas con tus compañeros es de suma importancia para tu desempeño, crecimiento y desarrollo profesional.

Al ser un entorno parecido al familiar, es normal que tengas diferencias, desacuerdos, presión o conflictos leves; sin embargo, cuando se convierten en hostigamientos, intimidación o incluso agresiones físicas, se convierte en bullying laboral, mejor conocido como mobbing.

¿Qué es el mobbing?

El término se refiere al comportamiento violento o acoso hacia una persona en particular dentro de su ambiente de trabajo.

La mayoría de las veces se ejerce con la finalidad de que la persona renuncie, sea despedido o simplemente trabaje con miedo, frustrado o desánimo.

El acoso laboral puede aparecer en cualquier momento, afecta por igual a hombres y mujeres y no entiende de jerarquías laborales.

Algunas de las características del mobbing son:

  • Gritos de compañeros o superiores
  • Amenazas verbales o escritas
  • Exclusión
  • Humillación
  • Ridiculización
  • Discriminación
  • Acoso sexual

Causas de mobbing o acoso laboral

Existen diferentes causas por las cuales una persona puede ser víctima de mobbing o acoso laboral:

Cuando se niega a ser manipulada por su jefe directo o sus compañeros. Esto despierta la ira y las represalias del manipulador, que comenzará a hacerle la vida imposible. Los demás trabajadores se convierten en cómplices.

No participar en actividades ilegales. Negarse a participar en encubiertas dentro de la empresa puede generar la molestia de quién lo invita pues representa para ellos una

Envidia. El acosador se siente amenazado por la eficacia del acosado en el desarrollo de su trabajo. El acosador teme verse relevado de sus funciones o ser despedido por una mayor competencia de la víctima.

¿Cómo saber si sufro de mobbing o acoso laboral?

Algunos de los síntomas que presenta un trabajador víctima de mobbing son:

Dificultades de comunicación
El jefe o el acosador impedirán que la víctima pueda comunicarse. Éste se verá continuamente interrumpido mientras habla y no podrá expresarse. Tampoco se le dará toda la información que debería tener y, por tanto, el acoso va encaminado a disminuir las oportunidades de la víctima para comunicarse adecuadamente con el resto del equipo.

Aislamiento social
No se le permite dirigirse directamente al jefe o a un compañero, o que los compañeros le hablen. Ubicarle en un sitio aislado con la finalidad de poder ejercer el mobbing sin que todos se den cuenta.

Desprestigio laboral
No le asigna ningún trabajo, se le asignan quehaceres inútiles o inferiores a su capacidad o competencias profesionales o, por el contrario, le imponen tareas que exigen tener más experiencia y conocimientos a sus competencias.

Lesiones físicas y psicológicas
Los jefes o compañeros pueden comprometen la salud de la víctima obligándolo a realizar trabajos peligrosos o nocivos para su salud. Si la situación empeora, pueden amenazarle físicamente y todo esto puede derivar en que el trabajador tenga depresión o ansiedad.


También puede interesarte: NOM 035: qué es y de qué factores de riesgo me protege


 ¡Ponle punto final!

Si detectas que sufres de mobbing, lo que tienes que hacer es denunciarlo. Te recomendamos reunir pruebas del acoso: fotografías, grabaciones, correos electrónicos, etc.

Acude al área de Recursos Humanos de tu empresa y comenta el problema; recuerda tener argumentos sólidos, evidencias y si es posible, testigos del maltrato que sufres.



Desde el 2016, la Comisión de Trabajo y Previsión Social aprobó nuevas reformas para que el mobbing sea considerado como violación a los derechos de los trabajadores, así que toda conducta violenta y hostil hacia un trabajador no es permitida en México.