“O te pones vivo o no pasas de los tres meses”, “recuerda que estás a prueba” o “échale las pilas que aún no tienes el indefinido” son frases que quizás te ha dicho algún jefe. Hace dos años escribimos sobre el periodo de prueba, pero no de las malas prácticas que desencadenan los contratos temporales.

Una razón es que algunos empleadores entienden el periodo de prueba como una temporada para “desechar” a un nuevo empleado “que no sirvió”. Grave error, esas semanas son el lapso para que el empleado se adapte al proceso y ritmo de trabajo del equipo al que se integró.

Aunque el artículo 35 de la Ley Federal del Trabajo estipula que el objetivo es verificar que el trabajador cumple con los requisitos y conocimientos necesarios, organizacionalmente es el mejor momento para impulsar sus carreras. Es decir, apostar por el nuevo talento comprometido (cumpla o no con los “requisitos y conocimientos”).

A tu nuevo empleado, ¿le faltan habilidades? o ¿conocer más sobre tu cultura organizacional?

Esta situación es común con personas que inician su vida laboral. Exigir a un empleado de “nuevo ingreso” resultados durante las primeras semanas es un objetivo bastante ambicioso (tomando en cuenta que parte de ese tiempo serán capacitaciones y aprendizaje de procedimientos).

Los “errores” de un trabajador podrían ser resultado de una deficiente capacitación. Una solución a esto sería establecer la máxima de 180 días del periodo de prueba (establecido por la ley). ¿Por qué? Para que el empleado pueda demostrar resultados en las mismas condiciones que un empleado con antigüedad.

La mayoría de los errores de nuevo ingreso se relacionan al desconocimientos de procesos muy específicos, que no se dominan en un par de semanas.

Un ejemplo: son tus primeros días en una empresa de un sector que desconocías y te envían con un paquete para “Luis Hernández”. Si al preguntar “¿Quién es “Luis Hernández”?” te contestan “¿No sabes quién es Luis Hernández? ¡Deberías saberlo! ¡Es el Director de…!”, significa que la organización tiene serios problemas para integrar a los nuevos talentos.

Los empleadores están éticamente obligados a diferenciar entre un mal rendimiento y problemas por el desconocimiento de procesos y cronogramas internos. Un despido por la segunda razón puede llevar a un círculo vicioso de rotación de personal.

Disfrazar el periodo de prueba como pasantía

Otra mala práctica es disfrazar el periodo de prueba como pasantías (en el caso de recién egresados). Aunque no existe una figura legal para este caso, debes saber que no puedes tener más de un periodo de prueba en la misma empresa (ni siquiera para cambio de puesto o ascenso).  

Si firmaste contrato tienes derecho a salario, seguridad social y prestaciones, como cualquier empleado contratado indefinidamente.

¿Qué puedes hacer si tu empleador te amenaza con “los tres meses”?

Se trata de un tipo de mobbing contra el trabajador. Si tu empleador cuestiona tu rendimiento, aboga por los resultados y logros obtenidos desde tu ingreso (por muy pequeños que los consideres). Esto implica contar con argumentos y datos bien fundamentados desde el “día cero”. Realiza reportes constantes de tu labor y entrégalos a tu jefe cuando ponga en duda tus habilidades.

Sonará obvio, pero, fortalecer la confianza en tu trabajo ayuda demasiado; muchas veces, estos jefes tóxicos se aprovechan de las inseguridades del empleado. Analiza tu desempeño y descubre qué tanto valen tus habilidades en el mercado laboral. Quizás, sin saberlo, estás desempeñando un trabajo titánico que en otra organización sabrán valorar justamente.

Y por último, no dejes de buscar empleo; necesitas estar preparado para el inminente despido. Evalúa tu nivel de satisfacción con el empleo y el salario. Un líder debe dar estímulos constantes a sus colaboradores; si tu empleador no te motiva en tu ingreso, quizás nunca te dará “una palmada en la espalda”.

¿Alguna vez te ha sucedido? ¿cuál fue la solución?

Autor: Irving Martínez

Redactor en horas de trabajo, crítico de tiempo completo. Me gusta la ficción porque abre puertas en la vida cotidiana.

4 opiniones para “¿Tu jefe te amenaza con los “tres meses de prueba”? ¡Checa esto!”

  1. Ja,ja,ja que fácil, ¿ En serio crees que un jefe inmediato se va tomar la molestia de revisar reportes que no te pidió? Suena bien en el papel, pero la práctica es muy diferente, te olvidas de las cadenas de mando”alternas” donde todos los jefes de un área se cubren entre sí, redeciden las consignas que vienen de la cadena de mando real y las aplican para su solo beneficios, ahí reside el problema del periodo de prueba.

    1. Una vez me paso un caso parecido tenia un jefe inmediato (supervisor) y un jefe de area ambos incompetentes como jefes, y pedían resultados titanicos, solo te daban una semana de integración y pedían resultados como si ya hubieses estado trabajando con ellos más de 3 años, trate de adaptarme, esforzándome con un máximo resplandor, dando horas extras (sin paga de 7am a 8 pm) para terminar el trabajo y reportes, y aun así los jefes te amenazan con sus frases mediocres “apúrate !!! tienes que demostrarme que vales la pena” “te recuerdo que hay mucha gente que quisiera esta oportunidad” etc… Cabe mencionar que muchas veces no te dan un buen entrenamiento y te dejan morir solo. Bajo esas circunstancias es mejor tomar valor, seguridad en si mismo y confrontar a tus jefes diciéndoles … muchas gracias por su valiosa oportunidad, muchas gracias por su tiempo y dedicación; pero quiero renunciar ya encontraré un mejor trabajo donde si valoren mi habilidades. Y verán como sus jefes se quedan con su cara estupefactas XD XD XDDDDD ; y si pueden hablar con el gerente de planta sobre esta situación mucho mejor (realizar todo esto después de firmar tu renuncia y lo mas importante ya cuando tengas otro trabajo seguro XDXDXDDD)
      … A quien corresponda y recuerde NO SE DEJE

  2. El problema es cuando sabes que hagas lo que hagas va a estar mal porque tu jefe solo quiere lucirse y poder decir, ” yo tenía razón, fue una mala elección, lo supe desde el principio”, antes que se den cuenta de que el nuevo empleado es mejor de lo que se esperaba y le haga quedar como imbécil o hasta le quite el puesto. He dicho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *