Trabajo y vida personal

Infografía: Tu café favorito revela tu personalidad

Publicado

en

Recién te levantas por la mañana corres hacia la cafetera para poner el café. O quizá llegas unos minutos más temprano al trabajo para comprarlo en tu tienda favorita. Ya sea soluble o de la máquina, la adicción al café es deliciosa y aromática.
Es la bebida por excelencia en toda oficina y sus beneficios para la salud, cuando se bebe con moderación, están comprobados.
Tras analizar los hábitos de 1,000 bebedores de café, un reciente estudio descubrió características similares de acuerdo con el tipo de bebida favorita de las personas, descubre si te identificas:
Negro: Honestos, directos, prácticos, tranquilos pero temperamentales, minimalistas.
Espresso: Líderes, trabajan duro, saben cómo obtener lo que desean.
Latte: Tienden a ser neuróticos, les gusta complacer a la gente, indecisos.
Capuccino: Obsesivos y controladores. Creativos, honestos y motivados. Hacen excelentes amigos pero se aburren de la gente sin imaginación.
Frappuccino: Probarán de todo al menos una vez, vanguardistas, aventureros y valientes. No toman decisiones sanas.
Instantáneo: Alegres y optimistas. Despreocupados. Tienden a dejar las cosas para después.
Con leche de soya: De alto mantenimiento, orientados al detalle. Mojigatos y egocéntricos.

Cuántas cosas pueden revelar una taza de café, ¿no crees? también se habla mucho sobre la cafeína y su moderación (Hablando de moderación: si quieres saber exactamente cuántos miligramos de cafeína tiene tu especialidad de café favorita, echa un vistazo a este estudio reciente de Coffeeness, en el que el alemán Arne Preuß ha investigado la cantidad de cafeína de 15 bebidas de café preparadas con 15 métodos distintos).» Cuéntanos qué tipo de café es tu favorito y si ésta descripción encaja con tu personalidad.

Foto: https://en.ilovecoffee.jp/

5 beneficios de beber café

Después de sortear miles de travesías -tráfico, que el camión te deje, lograr abordar el tren, entre otras- llegas totalmente exhausto luego de una carrera titánica para checar a tiempo y no perder tu bono de puntualidad. A ese maratónico inicio de día súmale el cansancio y sueño de la noche anterior, ¿qué tenemos de resultado?