Ahora que las vacaciones de verano están iniciando es oportuno abrir vacantes que beneficien tanto a las organizaciones como a los estudiantes. Es una oportunidad tanto para las empresas para que abran empleos temporales, como para los jóvenes para que ocupen su tiempo de manera productiva y, sobre todo, adquieran experiencia profesional.

Integrar gente joven a las empresas tiene ventajas, ya que pueden aportar ideas nuevas, refrescar los procesos o ayudar a conectarse con audiencias más jóvenes. Además las compañías pueden encontrar talento nuevo que haga match con la cultura organizacional y que tenga las competencias y habilidades requeridas. Asimismo, se pueden abrir vacantes de becarios o practicantes que apoyen en ciertas labores, mientras los trabajadores de planta toman sus vacaciones.

Una encuesta realizada el año pasado por OCCEducación reveló que 95% de los mexicanos considera positivo iniciar la vida laboral siendo estudiante por los beneficios y las competencias que se obtienen en un mercado cada vez más competitivo. Parte de los beneficios que aportan estos talentos universitarios a las empresas son:   

  • La motivación de los jóvenes es el aprendizaje, no tanto la retribución económica. La gente sin experiencia se caracteriza por su entusiasmo, empuje y dedicación, por lo que es la oportunidad de los reclutadores para sumar talento de alto potencial con menor inversión.
  • Aportan nuevas ideas, ya que suelen ser muy críticos y observadores para cuestionar procedimientos y hacer propuestas de mejora.
  • Las empresas pueden preparar a futuros empleados a través de un programa de entrenamiento como parte de una estrategia para asegurar talento capacitado. Si su desempeño es óptimo, siempre tendrán la posibilidad de convertir ese empleo de verano en uno permanente.

Por otro lado, para los jóvenes este tipo de empleos ofrecen los siguientes beneficios:    

  • El primero y más importante es la oportunidad de adquirir experiencia profesional y así tener ventaja entre la competencia. Es importante que los jóvenes piensen en dejar huella para tener posibilidades en el futuro de quedarse en un puesto fijo.
  • Los trabajos de verano son una forma de adquirir habilidades, incluyendo competencias básicas como servicio al cliente, comunicación oral y escrita, confianza en sí mismo y liderazgo.
  • Podrán identificar las áreas de especialidad que les resulten más interesantes o más aptas de acuerdo con sus aptitudes, habilidades y competencias.
  • Aplicar el conocimiento teórico aprendido en la escuela en situaciones laborales reales. Esta experiencia les dará fortaleza en las aulas y los hará más competitivos.
  • Oportunidad de construir un CV, ya que un empleo de verano puede mostrar a un reclutador la experiencia y conocimientos que tienen un joven en determinada industria o área de trabajo.             

En OCCMundial, te  compartimos los siete sectores que más emplean a jóvenes durante el verano (y los empleos que más ofertan):    

  1. Todos los sectores: Operadores telefónicos o call center; teleperformance; atención a clientes; ejecutivos de ventas; auxiliares contables.     
  2. Salud, Bienestar y Esparcimiento: Instructores de curso de verano; animadores de actividades recreativas; vendedores de mostrador.    
  3. Educación: Asesor académico; encargado de regularización escolar; maestro de idiomas.    
  4. Manufactura: Asesores de servicio; auxiliar de operación.    
  5. Ingeniería Trainee o becario de ingeniería en sistemas.    
  6. Sistemas y Tecnologías de la Información: Pasantes o auxiliar en soporte técnico.       
  7. Finanzas y Seguros: Practicante financiero.

¿Alguna vez tuviste un trabajo de verano?

Autor: OCCMundial

Desde hace más de 23 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *