¿Te has preguntado por qué los reclutadores te piden dibujar una figura humana y escribir una historia sobre esa misma? Los exámenes psicométricos en las entrevistas de trabajo son una herramienta fundamental para decidir si eres apto para el trabajo o no. 


Los exámenes psicométricos son técnicas o métodos proyectivos que demuestran una profunda e íntima expresión de la personalidad del que dibuja.

Los métodos gráfico-proyectivos han nacido gracias a la necesidad de explorar las motivaciones de las conductas que no se pueden manifestar por la comunicación directa entre personas.

Es decir, que con este tipo de pruebas, los reclutadores (expertos en psicología) pueden conocer y explorar más cosas acerca de tu personalidad que tal vez no pudieron notar en la entrevista face to face. 

Cuando un candidato trata de dibujar una figura humana como se lo solicita el reclutador, debe resolver diferentes problemas y dificultades buscando un modelo en especial que quiera representar.

La segunda parte del test psicométrico tiene que ver con las “asociaciones” del dibujo.

El reclutador te pedirá escribir una historia acerca de la figura humana que dibujaste.

La información obtenida en esta historia es de gran valor clínico y no se debe omitir.

Antecedentes de los exámenes psicométricos de la figura humana

Aunque el test de la figura humana es popularmente conocido como el Test de Karen Machover, es importante resaltar que también hay otras personas involucradas en su desarrollo.

Este test se construyó a partir de diferentes etapas:

Primera etapa. La creadora de la primera etapa fue Florence L. Goodenough en 1926, quien evaluaba los dibujos teniendo en cuenta una numeración del 1 al 10, con relación a diversas partes del cuerpo.

Segunda etapa. Se da en el año de 1963, cuando Dale B. Harris hace algunas modificaciones de procedimiento y pasa a conocerse como el Test de Goodenough-Harris.

Tercera etapa. La prueba fue evolucionando tanto en sus componentes como en su aplicación e interpretación. Fue Karen Machover quien combina los elementos de un modo más consistente y da nuevas luces sobre su interpretación.

Según Machover, el dibujo del cuerpo humano permite reconocer la proyección de actitudes que se tienen frente a otras personas, el contexto, la idealización del “Yo”, y en últimas es una apreciación inconsciente del ser.

También puedes leer: Entrevista de trabajo: 5 tips para vencer los nervios y ¡quedarte con el empleo!

¿Qué historia debo poner en mi dibujo?

El tema de la historia consiste en el asunto o situación que predomine el dibujo que vas a realizar.

Los temas que se pueden manejar en estos test psicométricos pueden ser el familiar, el matrimonial, el amoroso, el profesional, el escolar, el laboral, el económico o una mezcla de estos temas

Cuando llegue el momento de crear la historia a la figura humana que dibujaste puedes empezar por preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuántos años tiene?
  • ¿Es casado o soltero?
  • ¿A qué se dedica?
  • ¿Es fuerte o débil?
  • ¿En qué trabaja?
  • ¿Cuál es su meta a corto y largo plazo?

Otra recomendación que podría ayudarte al momento de escribir la historia es que si la figura humana te recuerda a alguien, no dudes es escribirlo.

No hay una forma correcta o incorrecta de escribir la historia de tu dibujo.

Recuerda que la evaluación de los exámenes psicométricos no es entre el bien o el mal de las respuestas, sino del comportamiento y de los pensamientos que sobresalen de tu dibujo e historia.


Opina, ¿crees que los exámenes psicométricos pueden describir tu personalidad al 100%?  

Autor: Itzarih Sánchez

Si escribir mata de hambre, quiero morir como J. K. Rowling.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *