El síndrome de Burnout vuelve a ser mencionado en estos últimos meses como consecuencia de trabajar desde casa por la pandemia. ¿Es cierto que nos estresamos más con el teletrabajo? Vamos a averiguarlo.


El teletrabajo nos ha permitido cuidarnos del riesgo sanitario que aún corremos mientras seguimos cumpliendo con nuestras tareas laborales desde nuestro hogar.

Esta modalidad de trabajo necesaria nos permite cuidarnos a nosotros mismos, compartir más momentos en familia y analizar a conciencia la vulnerabilidad de la vida; pero también nos ha borrado y confundido los tiempos que teníamos destinados para cada situación en nuestra vida.

Cuando trabajamos desde casa, podemos cometer el error de eliminar el tiempo libre por el mismo trabajo, causando un aumento de estrés y la posibilidad de riesgos para la salud mental.

El síndrome de Burnout es esa sensación de “estar quemado”, consiste en un estado de agotamiento físico, mental y emocional causado por el cansancio psíquico o estrés que surge en el entorno laboral.

En muchas ocasiones, se convierte en un estado de incapacidad para continuar con el trabajo habitual.

Aunque la transformación digital del trabajo y la posibilidad de teletrabajar también se ha visto acompañada de beneficios como: nuevos puestos de trabajo, decirle adiós al  tráfico de la ciudad de cada día, el ahorro de tiempo y dinero que generaba ir a los centros de trabajo y una mayor productividad; para otra gran cantidad de trabajadores agravó su sensación de aislamiento y la pérdida de su identidad y objetivos.

 

Causas del estrés laboral en el teletrabajo

Podemos sufrir síndrome de Burnout al estar expuesto durante un largo periodo de tiempo a situaciones laborales que impliquen:

  • Una sobrecarga emocional por controlar las tareas del trabajo y las del hogar lo más rápido posible.
  • Horarios de trabajo largos, junto a un ambiente laboral muy deteriorado.
  • El desempeño de un alto nivel de trabajo sin los recursos necesarios para llevarlo a cabo adecuadamente.
  • Un elevado nivel de exigencia y de requerimiento de energía o de recursos personales del trabajador.

También puedes leer: ¿Fácil? no, pero tampoco imposible. ¡El que busca encuentra!


Cómo evitar el síndrome de Burnout en el teletrabajo

  • No excederse en el ritmo de trabajo y respetar las pausas para los descansos y la comida.
  • Aprender a establecer límites ante situaciones en las que haya un exceso de tareas, un escaso margen de tiempo para llevarlas a cabo o deficiencias en los medios al alcance.
  • Cultivar un buen ambiente de equipo entre los integrantes de la familia, promoviendo la colaboración.
  • Cuidar de uno mismo es imprescindible, lo que incluye aprender a atender e interpretar las señales del cuerpo y las emociones que aparecen.
  • Separar el ámbito laboral del personal, aprendiendo a desconectar al finalizar la jornada laboral realizando actividades que lo faciliten, como, por ejemplo, deporte, relajación, o cultivo de determinadas aficiones o hobbies.
  • Buscar apoyo profesional, fomentando encuentros con un especialista y actividades o técnicas de relajación.

Vacantes teletrabajo


El teletrabajo no es malo, sólo debemos aprender a manejarlo y todo comenzará a fluir de manera efectiva.

Autor: Itzarih Sánchez

Si escribir mata de hambre, quiero morir como J. K. Rowling.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *