Los salarios emocionales muchas veces motivan más que el económico.

Aunque parezca un poco extraño y loco, la verdad es que en la actualidad existen muchas empresas que se preocupan por tener a sus empleados contentos y cómodos  —dentro y fuera del trabajo.

De eso se trata el salario emocional, son pequeñas retribuciones (no económicas) que el trabajador puede obtener; el objetivo principal es incentivar de manera positiva para que el desempeño sea favorable, así como satisfacer las necesidades personales, familiares o profesionales , mejorando la calidad de vida y fomentando un buen ambiente laboral.

8 salarios emocionales que harán que todos quieran trabajar contigo.

1.- Horario flexible

Un horario flexible es lo mejor que puedes ofrecer para que tus empelados se sientan felices. Olvídate  de lo establecido (9:00 a.m. a 6:00 p.m.), trabajar 8 horas no significa que tengan mayor productividad.

2.- Home office

Muchas empresas en México han adoptado esta modalidad. Trabajar fuera de la oficina hace que tengan mayor creatividad, concentración y un ambiente más tranquilo.

3.- Días libres

Sin descontar las vacaciones, otorgar días libres (por cumplir años, cumpleaños de algún familiar o por un logro) los incentiva a trabajar mejor y sentirse sumamente orgullosos de ser parte de tu empresa.

4.-  Espacios de distracción

No hay nada mejor que tener espacios que permitan distraerse dentro de la oficina. Tener una sala creativa, cómoda, con televisión, gimnasios u otras salas dedicadas a desconectar del trabajo hará que tu mente se despeje por lo menos unos minutos.

5.- Guarderías

Una excelente idea es crear un espacio en donde los padres de familia puedan dejar a sus hijos, ya sea en temporada vacacional o tipo guardería.

6.- Desarrollo profesional

¿Quieres que tus empleados te sean 100% fieles? ¡Invierte en ellos! Plan de carrera, talleres, conferencias, cursos de idiomas, libros, y miles de cosas más puedes otorgarles. Algunas no cuestan mucho y te aseguro que podrían aportar más para el trabajo.

7.-Comida y snacks

“Panza llena, corazón contento”. Cuando nos alimentamos las hormonas  de la felicidad (dopamina, serotonina y endorfina) aumentan y por obvias razones el estrés disminuye. Por ello, sorprendelos con un desayunos diferentes, snacks saludables —o no tanto—, jugos, malteadas, etc. Tal vez no diario, pero si puedes invertir un día a la semana o, si es muy escaso el presupuesto, una vez al mes. Pero eso sí, asegura de tener un lugar destinado  para que puedan comer sus alimentos y pasarla bien en el horario de comida.

8.- Beneficios sociales

Seguros, apoyo para continuar estudiando o para la educación de los hijos, transporte, etc. Pequeñas cosas que suman y hacen de la vida del trabajador más fácil y sin estrés.

Para conocer que tipo de salario emocional podrías implementar en tu empresa, realiza una pequeña encuesta —interna— en donde puedas conocer qué les gusta y qué les encantaría tener.

 

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *