Tener pareja en el trabajo es un tema polémico: mientras algunas personas consideran que es inevitable iniciar una relación amorosa debido al tiempo que pasamos en una oficina, otras se niegan rotundamente a darle una oportunidad al amor dentro del ambiente laboral.

Las opiniones son diversas y existen diferentes pros y contras, pero el hecho es ue las relaciones románticas dentro de las empresas existen y si tú mantienes una o te encuentras abierto a la posibilidad de ello, debes seguir al pie de la letra estas 6 reglas:

 1. No descuides tu productividad

Tener al sujeto de tu afecto cerca puede ser un distractor. Tal vez te mueras por pasarte el día mirando sus ojos (al menos los primeros meses), pero debes evitarlo a toda costa. Si te distraes demasiado y dejas de cumplir con tus tareas laborales, entonces estarás en problemas.

Una relación amorosa jamás debe impactar negativamente tu trabajo.

 2. Reserva las demostraciones de afecto

Siempre debes tener en mente que en el trabajo, hay que trabajar. No quiere decir que no puedas hablar o reír un poco con tu pareja dentro de la oficina, pero debes dejar los besos, abrazos y palabras dulces para sus momentos a solas.

Mantener comportamiento “inapropiado” en tu lugar de trabajo puede afectar tu imagen profesional.

 3. Respeta su espacio

Trabajar con tu pareja no quiere decir que todo el tiempo deban estar juntos. Tomen tiempo para convivir con otros compañeros o ir a comer con amigos. Estar separados les dará la oportunidad de ver, aprender y experimentar nuevas cosas que más tarde podrán compartir en pareja.

Recuerda que para que exista una sana relación, primero debe haber individuos plenos.

 4. Separa lo personal de lo laboral

Este punto es muy importante, sobre todo cuando la relación amorosa se da entre un líder y su subordinado. Define muy bien los límites del yo pareja y el yo trabajador, y nunca permitas que los conflictos personales interfieran con tu desarrollo profesional.

Podrán pelearse a muerte como pareja, pero no deben mezclar sus emociones con las actividades laborales.

 5. Conoce las políticas de la empresa

Si bien es ilegal que las empresas prohíban las relaciones románticas entre sus colaboradores, sí pueden tomar ciertas medidas cuando estas relaciones tienen un marcado impacto en la productividad.

Algunas organizaciones han optado por definir una estricta política respecto al romance, optando por ofrecer cambios de área o solicitando a los involucrados que den aviso a los líderes de la empresa con el fin de evitar conflictos posteriores en caso de que la relación no tenga un final amistoso (como problemas de clima organizacional o incluso denuncias de acoso sexual).

Pregunta las políticas y toma una decisión frente a ellas, pues acatarlas o no podría afectar tu relación amorosa o tu desarrollo laboral.

¿Es legal que las empresas prohíban el noviazgo en el trabajo?

 6. Evita el drama

Los escándalos por celos están prohibidísimos. Pero hay otro punto: si la relación amorosa no tiene un desenlace feliz, ambas partes deben actuar con madurez para evitar penosas situaciones en la oficina.

 

¿Tienes o has tenido una relación amorosa en la oficina?
¡Compártenos tu experiencia en los comentarios!

Autor: Cristina Pérez

Aprendiz en este mundo cambiante. Creyente del esfuerzo, la constancia y el poder de una historia inspiradora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *