Algunas empresas han decidido prohibir el noviazgo en el trabajo para evitar problemas.

La mayor parte de nuestro día solemos pasarlo en la oficina, donde compartimos muchas horas con nuestros compañeros; al convivir tanto tiempo y con tanta frecuencia con las mismas personas, es difícil no desarrollar vínculos afectivos, ya sea de camaradería, amistad o, incluso, románticos.

Cuando empieza a surgir la atracción entre los compañeros de trabajo, puede generar cierta incertidumbre en la empresa, específicamente el en área donde laboran los colaboradores implicados.

Para evitar  situaciones incómodas o dar pie a complicaciones en el ambiente laboral, muchas empresas han optado por prohibir este tipo de comportamientos entre los colaboradores, es decir, en las políticas internas o en el código de conducta se establece que mantener una relación romántica con compañeros de trabajo no está permitido.

Otras empresas han optado por hacer caso omiso de las relaciones entre colaboradores mientras mantengan un adecuado comportamiento y sean discretos.

¿Es legal que prohíban los romances en la oficina?

La realidad es que no, legalmente las empresas no pueden prohibir que los colaboradores mantengan una relación romántica, pero pueden existir caso especiales en los que quizá sea necesario llegar a un acuerdo o establecer ciertas normas en caso de que las relaciones se den en la alta dirección o entre colaboradores que sean jefe y subordinado directo.

Aunque esta prohibición no puede tener bases legales, sí puede ser una política de la empresa, y tendrás que acatar las normas empresariales o llegar a un acuerdo —realmente muchas veces sólo basta con mantener el decoro y ser discretos.

6 reglas de oro para que tu noviazgo en el trabajo sobreviva.

¿Me pueden despedir por tener un noviazgo en la oficina?

De acuerdo con el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, por el simple hecho de mantener una relación romántica con un compañero de trabajo, no, esto no puede ser causa de despido justificado, sin embargo, si el hecho de mantener un noviazgo en el trabajo trae actitudes o consecuencias negativas para la empresa, sí pueden dar por terminada la relación laboral.

Si tu productividad baja drásticamente, incumples con los objetivos acordados de forma reiterada o tu comportamiento genera conflictos o discusiones con tus compañeros de trabajo u otras áreas laborales, la empresa sí podría dar por terminada la relación laboral, y al existir razones ligadas a tu desempeño laboral, es completamente legal o justificado.

Por eso lo recomendable es siempre mantener una actitud profesional en el trabajo y evitar que un noviazgo tenga consecuencias negativas en tus responsabilidades.

¿Qué opinas de estas prácticas? ¿Crees que está bien que las empresas prohíban los noviazgos entre colaboradores?

Autor: Verónica González

Escribo porque ser Maestro Pokémon no era una opción. Cualquier parecido con la ficción, es mera realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *