Un escote puede ser un gran elemento en nuestro vestir; sin embargo, es muy importante saber a dónde se debe llevar y a dónde mejor no. Recuerda que en muchas ocasiones “menos es mejor que más”. Entonces, ¿hasta dónde se vale un escote en el trabajo?

El dilema con el que muchas nos enfrentamos es abrir tu guardarropa y preguntarte:  “¿Se verá bien esto o es demasiado corto o escotado?” Si te ha pasado, no te preocupes, ¡no eres la única!

Cuando se trata de una entrevista de trabajo, el cuidado que hay que poner a este detalle es mucho mayor, pues la imagen física representa un alto porcentaje del impacto que uno genera en el reclutador (independientemente de tus habilidades y conocimientos).  Una mala impresión puede acabar con una gran oportunidad.

Por otro lado, si tu entrevista laboral resulta exitosa, ello no significa que solamente te preparaste para ese día. No pases por alto el tema de la imagen, pues conocer el dress code de tu lugar de trabajo es sumamente importante. Nunca pierdas de vista el mantener en línea tu elección del outfit cada día que vas a trabajar, así que no descuides este gran detalle.

Los especialistas y expertos en moda recomiendan que no es prudente vestir para la oficina con escotes demasiado obvios, muy pronunciados y exagerados. Y, en caso de usarlos, aprender el cómo, dónde y con qué podemos combinarlos. Se van más por sustituir lo provocativa por elegante, sutil e incluso, ligeramente sexy.

Estamos de acuerdo en que depende del trabajo que tengamos cómo nos vestimos, sin embargo es superimportante cuestionarnos: ¿iríamos a una fiesta en bikini? Si tu respuesta es “no”, es por algo. Infórmate cuál es el código de vestimenta en tu trabajo y tú misma te darás cuenta de cuáles son esas prendas que sí van y cuáles de plano debes evitar.

Si te encantan los escotes, ¡adelante! Pero ojo: cuida que no sean demasiado atrevidos. Por ello, aquí te dejo varios tips para que puedas lucir sexy de una forma muy adecuada.

Si te encantan las faldas cortas, los especialistas recomiendan usarlas hasta la rodilla, o bien, con un máximo de 2 dedos arriba de ella. También se recomienda que si usas una mini falda evites combinarlas con escotes. Elige uno u otro pero no ambos en un mismo atuendo.

De hecho, una gran ventaja con los escotes es que los hay de diferentes tipos de corte, ya sean largos, medianos o tipo choker. Ello te permite no sólo elegir el que más te conviene para cada ocasión, sino también jugar con algunos accesorios, como collares o minimascadas, de tal forma que tu accesorio pueda complementar y equilibrar el escote. Así lograrás disimularlo para que no sea el único centro de atención.

Si quieres lucir un poco más tus hombros y espalda y en tu trabajo se respira un ambiente muy casual, el escote strapless es ideal. Éste lo puedes combinar con un pantalón y un blazer, pero siempre recuerda que si ya estás dejando ver más de tu cuerpo por la parte de arriba, las faldas cortas no serían lo más adecuado.

El escote off shoulder también puede lucir muy casual, dejas ver un poco de tus hombros y lo puedes usar en cualquier época del año. Según especialistas de Vogue éste es considerado como “el escote sin fronteras espacio-temporales”. Para el trabajo es muy recomendable, siempre y cuando sean blusas más amplias y casuales.

Si por el contrario, te gustan las blusas más ajustadas, es mejor reservarlas para la fiesta de noche.

Otro punto muy importante es que la ropa muy transparente tampoco resulta muy adecuada para un ambiente de oficina, ejecutivo, corporativo. En este caso, puedes usar por debajo de tu blusa, una blusa de tirantes color nude muy discreta, más pegada a tu cuerpo, y verás cómo tu look cambia totalmente.

Si te encantan las mini faldas, las transparencias y los escotes exagerados es preferible guardarlos para la noche y para la fiesta y usarlos de manera equilibrada para que resalte un buen gusto.

Recuerda que nuestro outfit comunica y refleja nuestro estilo y personalidad. ¿Para qué ser en la oficina el centro de atención pero de una forma -quizá- negativa, o parecer que a costa de lo que sea, lo que queremos es llamar la atención? No tienes que decir adiós a los escotes o minis. Si aprendes a combinar todos los elementos de tu atuendo, podrás lucir muy profesional pero elegantemente sexy a la vez.

Autor: Tuiris.com

Somos una comunidad digital con soluciones para tu vida diaria. Nuestro contenido es corto, fresco y fácil de digerir. Nuestro propósito, conectar contigo de una manera divertida pero con profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *