El modelo educativo en línea ha permeado tanto en instituciones públicas como privadas, pero ante la vasta oferta que ahora se encuentra, surge una pregunta: ¿las universidades en línea son convenientes?

La respuesta es simple: sí. Y aquí están las razones por las que es así:

Puedes estudiar en cualquier momento, desde cualquier lugar

Esta es la mayor virtud de las universidades en línea. Este modelo te permite elegir el momento que dedicarás a tus estudios: un descanso en la oficina, tu hora de comida, un par de horas después de cenar o incluso por las mañanas, antes de iniciar tu día.

El gasto es significativamente más bajo

La inversión que implica estudiar una licenciatura o ingeniería no se limita a cubrir los costos de inscripción y colegiaturas. También incluyen transportación y comidas (en el caso del modelo presencial), materiales o libros. Las universidades en línea generalmente te ofrecen costos más bajos debido a que no requieren inversión en mantenimiento de aulas físicas.

De igual forma cuentan con una amplia oferta de becas y promociones, además de que te brindan acceso a miles de recursos digitales exclusivos para que realices las consultas necesarias a lo largo de tus estudios, por lo cual también ahorras dinero de materiales.

No solo ahorras dinero, ¡también tiempo!

La congestión vehicular es un grave problema que provoca que trayectos de 15 minutos se transformen en calvarios de ¡hasta 1 hora! Al estudiar en línea no necesitas desplazarte hacia un aula física, por lo que evitarás los engorrosos traslados.

Estudiar en línea es tan válido como hacerlo presencialmente

Hablando específicamente del Reconocimiento de validez Oficial que otorga la SEP (RVOE), las universidades en línea ofrecen una amplia variedad de programas que cumplen con este requisito, así que tendrás la seguridad de que estudias en una institución de prestigio y que aprenderás lo que el mercado laboral exige.

Se rompe la brecha generacional

Tal vez quieres estudiar, pero te frena tu edad; piensas que en un aula física, conviviendo con gente mucho más joven, te sentirás fuera de lugar. Mientras que en las aulas físicas la mayoría de los estudiantes son jóvenes, en las aulas digitales desaparecen las barreras generacionales y podrás encontrar gente de todas las edades, compartiendo experiencias y aprendiendo unos de otros en completa armonía.

Adquieres nuevas habilidades digitales

Si no eres muy bueno con las computadoras, estudiar en línea te ayudará a afianzar tus habilidades digitales. Podrá ser todo un reto, ¡pero tienes mucho que ganar si lo superas! Y si ya eres bueno, ¡excelente! Podrás aprender muchas otras cosas que te servirán tanto en el día a día como en tu trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *