Cómo decir las cosas

Trabajar con tu ex… ¿cómo superarlo y sentirte bien?

Publicado

en

trabajar con tu ex puede ser dificil

Trabajar con tu ex, puede ser una realidad muy difícil, incómoda y conflictiva, y a pesar de ser una situación que muy probablemente no está en tus manos ni bajo tu control, es superimportante que logres y aprendas a sobrellevarla; ya que todas las ventajas que tenías cuando eran pareja —como verse y convivir a diario en la oficina— se pueden convertir en en situaciones que van directamente en tu contra.

Y peor aún, en el caso de que te encuentres en la etapa donde no ha sido fácil superar la separación, y lo más sano sería no tenerlo que ver ni estar cerca… No te preocupes, aunque parezca imposible y complicado, no es tan grave como parece.

Aquí te doy unos tips para que sepas cómo actuar y sobrellevarlo sin salir afectada.

Cómo lograr trabajar con tu ex todos los días

Evita los rumores

Es común que la gente con la que trabajas quiera estar al tanto de los detalles de tu relación; que te cuestionen constantemente: ¿por qué terminaron? ¿quién cortó a quién? y se intriguen por saberlo todo.

Si tienes ganas de platicarlo, busca a tus amigas fuera del círculo laboral, recuerda que dentro de tu oficina trabaja también tu expareja, así que evita dar pie a que se hable y se genere cualquier rumor.

Controla tus emociones

Ante todo, mantén tu profesionalismo dentro de la oficina, no permitas que tus sentimientos te invadan y te lleven a perder el control, la concentración y te afecten en tu desempeño laboral.

Mantén tu distancia

Si tu relación laboral implica que tengan que trabajar muy de cerca, recuerda ser muy profesional y poner el trabajo por delante. No des pie a pláticas ni conversaciones fuera del tema laboral, sé breve —sin ser grosera—. Simplemente mantén tu distancia.

Si tu escritorio o lugar de trabajo se encuentra un poco más alejado al de él, procura no pasar caminado por ahí 10 veces al día. Únicamente hazlo en caso de que sea necesario pasar por ahí.

Piensa en ti, no actúes por él

Lo más importante es tu salud mental y emocional, por lo que si para estar bien contigo misma implica cambiar ciertas actividades, hábitos y rutinas, no lo pienses dos veces y llévalo a cabo.

Si crees que te vendría bien tomar tus días de vacaciones para despejar tu mente y renovarte, hazlo. O bien, toma algún curso, asiste a conferencias, empieza con nuevas actividades que, además, te favorezcan y te recarguen de toda la energía personal y profesionalmente.

Ante todo, no olvides que es una etapa de momentos difíciles que pronto pasará.

Y si el trabajo donde te encuentras te hace feliz y cumple con todas tus expectativas y objetivos profesionales, no lo abandones por esta pasajera situación. Recuerda que cada nuevo comienzo trae consigo increíbles oportunidades.

Al principio, trabajar con tu ex parecerá lo más difícil,
pero con el tiempo saldrás adelante: siempre has podido.