¿Cómo te ves en 5 años?… ¿te ha pasado que cuando te realizan esta pregunta, te quedas en blanco porque ni siquiera sabes lo que harás el fin de semana? A la mayoría de las personas nos resulta complicado armar un proyecto de vida, y es por eso que en ocasiones nos sentimos fuera de lugar, pues no hemos prestado atención a nuestros objetivos y solo hemos dejado que “todo fluya”.

El objetivo de tener un proyecto de vida es lograr todo lo que te gustaría hacer para ser feliz, llevando a cabo acciones que te ayuden a conseguirlo.

Sirve como guía para aterrizar tus metas y con ello definir qué camino tomar en cada área de tu vida.

Tu proyecto seguramente cambiará con el paso del tiempo, pues se irá alineando a lo que vivas en cada etapa, pero lo principal es no perder de vista hacia dónde vas y lo que deseas conseguir.

¿Qué es un proyecto de vida?

Es un “resumen” de tu vida actual  y de las aspiraciones que tienes, donde se detalla la manera en que trabajarás para alcanzarlas y los medios que necesitas para llevarlas a cabo, y de este modo asegurarte de cumplirlas. 

En tu proyecto de vida también tendrás que profundizar en ti para poder reconocer tus fortalezas, debilidades, y hábitos que te benefician o te alejan de tus objetivos.

proyecto de vida 1

¿Por dónde comienzo? 

Recuerda que el proyecto de vida es personal y solo tú tienes el control sobre él, así que no dejes al azar las decisiones importantes si no quieres acabar perdiéndote de las cosas que realmente deseas lograr.

Para poder iniciar es fundamental que te hagas una serie de preguntas y seas muy honesto contigo.

  • ¿En qué punto de mi vida me encuentro? : El objetivo de esta pregunta es reflexionar sobre la vida que estás llevando actualmente, esto te ayudará a identificar qué aspectos deseas modificar.
  • ¿Cómo he llegado hasta aquí? : Con esta pregunta podrás hacer retrospectiva sobre las decisiones que has tomado a lo largo de tu vida, hasta dónde te han llevado y qué tanto has cumplido tus sueños.
  • ¿Hacia dónde me dirijo? : Aquí debes establecer tus propósitos, piensa en tu misión y en todo lo que te gustaría lograr para ser feliz.

Pasos:

  1. Haz un chequeo de tu persona y áreas de tu vida.

Califica del 1 al 10, (siendo 1- pésimo y 10- excelente) cómo te encuentras en cada ámbito, lo ideal es que en todos obtengas el mismo número para lograr un equilibrio. 

Mente, cuerpo, espíritu, dinero, aprendizaje, vida social, familia, relaciones, trabajo.

Ojo, si tienes la misma puntuación en todos pero abajo de 7, ¡cuidado! porque entonces quiere decir que te urge ponerte las pilas. 

  1. Determina tus prioridades.

Fija tu meta y reflexiona acerca de tus necesidades físicas, emocionales, y financieras, escríbelo a modo de lista.

Piensa qué es lo más te interesa, qué tanta importancia le estás dando y qué cosas debes hacer a un lado para poder lograr lo que deseas. 

  1. Desmenuza tu meta.

Piensa en todo lo que necesitas hacer para alcanzarla, deben ser pequeñas acciones muy específicas y medibles, las cuales poco a poco se convertirán en objetivos diarios, mensuales o anuales.

Es fundamental que estipules plazos para cada uno, de esta manera podrás llevar un control y saber qué tanto estás trabajando en ellos. 

Por ejemplo: 

Meta: Lograr mi peso ideal.

Objetivos: “Perder peso” (sé más específico) : “ Bajar 5 kilos en un mes”. 

Acción: Hacer 1 hora de ejercicio 5 veces a la semana.

proyecto de vida 2

  1. Revisa periódicamente tu plan. 

Sabemos que a pesar de tener planes perfectos, es difícil que salgan tal cual los imaginamos, por eso es importante que estés preparado y tengas más opciones.

Imagina todo lo que podía salir “mal” y piensa qué harías para solucionarlo.

La única manera de saber si vas por el camino correcto, es evaluar tus acciones de acuerdo a tu plan, esto te ayudará a saber cuáles sí te están funcionando para acercarte a tu meta y cuáles no.

  1. Modifica tu proyecto de vida.

Reescribe tu plan las veces que necesites hacerlo.

Debes estar atento si es que tus prioridades han cambiado.

En ese caso tendrás que transformarlo y volver a definir qué es lo más importante para ti y cómo lo integrarás para continuar y cumplir tu meta. 

Recuerda que la manera en que lidias con los contratiempos será la clave para alcanzar o no tus objetivos. 

Consejos para llevarlo a cabo:

  • Nadie puede ser tu proyecto de vida, solo tú debes ser el centro.
  • Acepta cambios sobre el camino.
  • Que el realizar tu proyecto no dependa de las circunstancias externas sino de ti mismo.
  • Piensa a largo plazo, contempla de aquí hasta tu vejez o muerte, nunca es tarde para comenzar.
  • Quítate el miedo y sal de tu zona de confort.
  • Busca el equilibrio en todas las áreas de tu vida.
  • Si no estás contento, muévete de ahí.

 

Autor: Brenda Rodríguez

"La escritura es la pintura de la voz" Voltaire.

1 opiniones para “¿Cómo realizar mi proyecto de vida?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *