¿Cuál es la diferencia entre persona física y moral?

Seguramente en toda tu vida profesional te has encontrado con estos dos términos: persona física o persona moral. La gran diferencia es que una persona física puede ser un empleado, profesionista o comerciante; y una persona moral representa una empresa, una sociedad mercantil o una asociación civil.

Por ello, si entre tus planes está empezar un negocio y no sabes cómo registrarte o qué es lo que más te conviene es importante que logres identificar los dos términos ya mencionados, de esta manera podrás conocer lo que se requiere y lo que podrás obtener al ser cualquiera de los dos.

Para poder comprender mejor ambos términos te dejaré 6 diferencias entre una persona física y moral.

Las personas físicas son identificadas exclusivamente por el nombre, por ejemplo: Juan Ramírez Torres. Por otra parte, las personas morales tienden a tener una razón social u otro nombre independiente al que las personas lo conforman.

Las personas físicas tienen características humanas y estado civil, a diferencia de las morales que son un conjunto de diferentes personas.

Las personas morales tienen que presentar toda la parte de contabilidad ante el SAT, mientras que las físicas únicamente si perciben una cantidad superior a los 400 mil pesos.

Las personas morales únicamente se dividen en dos regímenes fiscales: régimen general y con fines no lucrativos. De lo contrario, las personas físicas se dividen en cuatro: asalariado, profesionista, arrendador o empresario.

La persona física adquiere responsabilidades ante la ley una vez alcanzado la mayoría de edad.

Las personas físicas pueden tener más de dos nacionalidades. Las personas morales sólo pueden tener la nacionalidad en donde fue registrada.

¿Cómo registro mi negocio?

Como lo mencioné anteriormente, si estás en el proceso de crear tu negocio ya sea tú solo o con más personas, es importante que sepas cómo puedes registrarlo.

Para una persona física el registro es más sencillo de lo que te imaginas; lo único que tienes que hacer es presentarte ante el SAT (Servicio de Administración Tributaria) y darte de alta.

Una persona moral, de lo contrario tiene más cosas por hacer ya que como lo hemos mencionado puede estar constituida por una o más personas.:

  • Elegir una razón social
  • Seleccionar la sociedad que más se ajuste a tus necesidades
  • Definir cuántas personas estarán involucradas en el negocio
  • Es importante establecer un tiempo limite de cuánto durará la sociedad
  • Seleccionar el domicilio, ya sea de la oficina o de donde será fundada la persona moral

Por otra parte para que una persona moral sea totalmente legal necesita la redacción de la escritura constitutiva por una notaría; con el objetivo de que todo sea transparente y todos tengan acuerdos que deben respetar.

¿Cuál es más recomendable al momento de emprender?

Para identificar si debes registrarte como persona física o moral es importante que definas cómo crearás tu negocio; si solo serás tú el único dueño y el que toma las decisiones lo más recomendable es registrarlo como persona física ya que el tramite es mucho más sencillo.

De lo contrario si existen más personas es importante la creación de una razón social y registrarlo como persona moral; para dar fe de que estás construyendo un negocio junto con otras personas.

Recuerda que al emprender un negocio es importante que estés informado de todos los tramites legales; por ello, conocer estos términos (persona física y moral) es de suma importancia.

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *