¿Entrarás a tu primer trabajo? ¿Sientes los nervios de punta? Si contestaste que sí, déjame decirte que es totalmente normal. 

El  primer trabajo siempre es una montaña rusa de emociones: nervios, ansiedad, felicidad, etc. Sin embargo, no lo puedes evitar ya que es algo que vivirás, tarde o temprano.

 5 situaciones que posiblemente pasarás en tu primer trabajo:

1.- La presentación

Si creías que eso de presentarse y decir tu profesión, hobbies, etc., era parte de la escuela, estás equivocado. También en el trabajo tendrás que presentarte, decir a qué área te incorporas, tus funciones y por supuesto tu nombre.

No te estreses, entre más seguro lo digas menos nervios tendrás. Solo tienes que decir lo básico, no es necesario que digas TODO lo que sabes o te gusta hacer.

2.- ¿Estarás sol@ el primer día?

Esta parte depende mucho del equipo de trabajo al que te estés incorporando. Existen personas que podrían invitarte a comer o te dan la información completa de todas las fondas o lugares para estar durante la hora de la comida; de lo contrario, puedes encontrarte con gente que es más reservada y no te digan nada.

Si te invitaron, acepta; posiblemente sea tu oportunidad para romper el hielo y hacer de tus primeros días menos pesados. Y si no te invitaron, no lo tomes personal, recuerda que para ellos también eres un perfecto desconocido. Busca lugares para comer y para quitarte la tensión que puedas tener.

3.-  No sabes qué hacer

Ten en cuenta que es tu primer día y lo más seguro es que no sepas nada de lo que harás o a qué se dedica la empresa. No te estreses, se vale preguntar todas tus dudas.

4.- Vestimenta formal

Hoy en día son más las empresas que tienen un código de vestimenta casual, pero si en la que entrarás tiene un código formal, no te quedará otra opción más que empezar a ser una persona creativa. El primer día puedes lucirte un poco más —sin exagerar— los otros días puedes ver cómo van vestidos tus compañeros y empezar a jugar con tu estilo y tu guardarropas.

5.- La puntualidad

Si es tu primer día, trata de salir con tiempo considerando el tráfico o pequeños percances que puedas tener en el camino. Da la mejor impresión, recuerda que la primera es la que la mayoría de las personas guardan en su memoria. 

Lo más importante es quitarte el miedo a los cambios o a las nuevas oportunidades, sé tú mismo y todo saldrá bien.

¡Cuéntanos tu experiencia en tu primer trabajo!

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *