Un despido justificado puede ocurrir si rompes alguna de las reglas internas de tu empresa, ¡Te contamos todo para que tomes tus precauciones!

Muchas veces algunos trabajadores tienen la idea errónea de que al ser despedidos tienen derecho a todas las prestaciones que el artículo 47 de la LFT establece; sin embargo, este mismo nos dice que al cometer ciertas acciones que causen el despido, tu patrón no tendrá la obligación de darte dichos beneficios.

Existen 14 acciones que pueden hacer que te despidan sin darte una indemnización. Lo único que te darán es un finiquito con lo siguiente (de acuerdo a las prestaciones que manejes y al tiempo que lleves trabajando):

  • Días trabajados no pagados en el mes 
  • Aguinaldo 
  • Vacaciones
  • Fondo de ahorro (si aplica)
  • Vales de despensa  (si aplica)
  • Bonos que ya hayas acumulado (si aplica)
  • Si tienes más de 15 años de servicio se te pagará la prima de antigüedad (12 días por año trabajado)

Ahora que ya sabes lo que podrían darte, tal vez pienses  dos veces el decir la siguiente frase “¡Qué me despidan! Me tienen que dar lo que me corresponde”. Por ello, es importante que conozcas las razones que sí justificaría tu despido.

14 razones que son despido justificado:

  1. Ausencia; faltar más de 3 veces en un periodo de 30 días sin justificar ni con el consentimiento de tu superior, podría ocasionar tu baja definitiva
  2. Cometer actos inmorales; cualquier situación de acoso, abuso de poder, o actos de vandalismo son considerados para procesar el despido justificado.
  3. Presentarse al trabajo en estado de embriaguez o bajo  sustancia de narcóticos o drogas irritantes.
  4. Entregar certificados o  referencias falsas; si das una falsa referencia o algún documento falso, es la baja inmediata.
  5. Ocasionar algún disturbio dentro del trabajo; ser partícipe de una pelea de mayor grado o realizar algún acto que altere la disciplina del lugar. 
  6. Poner en riesgo la seguridad del establecimiento o de las personas que se encuentran en el mismo.
  7.  Desobedecer a los superiores en acciones que tengan que ver con el trabajo.
  8. Revelar secretos de la compañía o asuntos de carácter reservado
  9.  No cumplir con el protocolo de seguridad o desafiar las normas preventivas para accidentes o enfermedades.
  10. Cometer algún acto de violencia contra un compañero o  familiares de los mismos (aún estando fuera de la jornada laboral).
  11. Mentir en tu CV; es decir, mencionar que tienes certificaciones o habilidades y cuando sea la ejecución demostrar lo contrario.
  12. Estar en un proceso penal y, por consecuencia,  no cumplir al 100 con las actividades laborales.
  13. Dañar el equipo de trabajo de manera directa y grave.
  14. Ocasionar perjuicios siempre que sean graves, sin dolo, pero con negligencia.

Nota: es importante que leas bien tu reglamento interno y cuando tengas la oportunidad leas la ley federal de trabajo; de esta manera no te sorprenderás si ves algo así en tu empresa.

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *