En los últimos años las empresas han enfocado gran parte de su atención en el clima laboral, ya que es uno de los factores más importantes para las organizaciones.



Probablemente hemos escuchado, leído o visto en las caricaturas alguna organización

donde los lugares de trabajo son cubículos muy reducidos donde apenas si cabe un alma, la computadora y un lápiz, con sillas incómodas y techos que parecen a punto de caerse. ..

Si a esto le sumamos unos compañeros de trabajo que parecen infelices todo el día o solo duerma y piense en rosquillas, y un jefe al estilo Burns, pues el ambiente de trabajo no pinta nada bien.

Recursos Humanos debe poner especial atención a generar  un clima laboral agradable para los colaboradores.

Pero, ¿qué es el clima laboral?

Como su nombre lo indica, es el ambiente que predomina en la oficina, y no, no se refiere a si llueve, truena o graniza (que en ocasiones podría parecer que sí pasa); se refiere al modo en el que los colaboradores interactúan con la empresa y el entorno, pueden ser las instalaciones, las herramientas de trabajo o los compañeros de trabajo.

Es la forma en la que se realiza o desarrollan las actividades laborales, y, aunque no lo creas, éste influye muchísimo en la productividad de la empresa, ya que está relacionado directamente con el estado de ánimo de los colaboradores y su satisfacción con la compañía.

¿Por qué es importante el clima laboral?

Un buen clima laboral ayudará a que los objetivos de la empresas se logren con mayor facilidad; básicamente tiene que ver con el ganar-ganar: un empleado feliz será un empleado con alto rendimiento, lo que a su vez se puede traducir en en buenos resultados para la compañía.

Por el contrario, un mal clima laboral puede tener consecuencias muy negativas, que van desde empleados poco motivados, bajo desempeño, malos resultados, ambiente tenso, poco amigable o incluso hostil, exceso de trabajo y estrés, lo que a su vez puede detonar en la salida de colaboradores de alto rendimiento o, peor, rayar en el límite de lo que establece la NOM-035.

Otro de los impactos negativos que puede tener el mal clima laboral es la alta rotación de personal, y eso también afecta las finanzas de la compañía, ya que cubrir un puesto puede  llegar a costar hasta 3 meses de sueldo de la posición.  

¿Cuáles son los elementos del clima laboral?

Aunque ya mencionamos algunos, existen otros factores que integran el ambiente de la empresa:

Liderazgo positivo.
Un buen líder puede impulsar el potencial de los colaboradores, un mal líder puede acabar con su motivación.
Igualdad de oportunidades.
Brindar de forma transparente y objetiva las misma oportunidades a los colaboradores, siempre tomando como base las competencias y los resultados.
Buenas relaciones interpersonales.
Colaboradores con una mala actitud o comportamientos tóxicos pueden ser perjudiciales para la compañía, por el contrario, relaciones basadas en el respeto y compañerismo trae grandes resultados.
Autonomía de los  colaboradores.
Empoderar a los trabajadores para que puedan tomar decisiones sin depender directamente del jefe, propicia un buen ambiente.
Espacios de trabajo.
Sí, las instalaciones cuentan muchos. Que las oficinas cuenten con seguridad, permisos de salubridad, estén bien ubicadas, e, incluso, con buena iluminación, son clave para dar un efecto positivo.

¿Se puede medir la calidad del clima laboral?

Sí, sí puede, y este indicador resulta ser de gran ayuda al momento de realizar cambios o para conocer la eficacia de las medidas implementadas. La responsabilidad de medir este factor recae en el departamento de Recursos Humanos.

Uno de los métodos más comunes para realizar un análisis del clima de la compañía es la elaboración de encuestas, donde los colaboradores puedan expresar sincera y libremente su opinión respecto al ambiente de la empresa.

Además, otros de los factores que son de ayuda para conocer la situación interna de la empresa son:

  • Equilibrio entre vida personal y profesional.
  • Comunicación abierta y transparente.
  • Necesidades de los colaboradores.
  • Trabajo en equipo.

Es importante que las organizaciones creen estrategias que hagan un cambio positivo para el ambiente de trabajo.

¿Cómo es el clima laboral en tu empresa?

Autor: Verónica González

Escribo porque ser Maestro Pokémon no era una opción. Cualquier parecido con la ficción, es mera realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *