El aguinaldo es una prestación laboral que deben recibir todos los trabajadores asalariados.

Descubre cuánto te corresponde de acuerdo a la ley.

 

El aguinaldo es una prestación a la que tienen derecho todos los trabajadores asalariados. Por ley deben recibirlo a más tardar el 19 de diciembre y debe ser el monto correspondiente a por lo menos 15 días de salario.

A las personas que no trabajaron el año completo les corresponderá una parte proporcional a los meses laborados.

¿Cómo calcularlo?

De acuerdo con la Procuraduría Federal de Defensa al Trabajador (PROFEDET)) es necesario dividir tu salario mensual sin prestaciones entre 30, y multiplicarlo por los días de salario que te corresponden, que deben ser 15 por lo menos –si trabajaste todo el año en dicha empresa-.

Para calcular tu parte proporcional primero obtén el monto que te correspondería si hubieras trabajado todo el año, divídelo entre 365 días y multiplícalo por los días que trabajaste.

¿Qué hacer si no recibo mi aguinaldo?

Si no recibes tu aguinaldo completo o en la fecha que estipula la ley, puedes levantar tu queja ante la PROFEDET, que pone a disposición del público sus servicios de orientación gratuita en los teléfonos 01 800 71 72 942 y 01 800 91 17 887 o en alguna de sus 47 oficinas en todo el país, cuya ubicación puede obtenerse en el sitiowww.profedet.gob.mx

¿Cómo gastarlo?

Durante diciembre, evitar el despilfarro es todo un reto. Como sabemos que recibiremos un dinero extra, sentimos que podemos gastar un poco más y en ocasiones esos gastos adicionales se convierten en deudas que nos pesarán al inicio del año.

Para evitar la resaca financiera al iniciar 2014 es necesario hacer un presupuesto de gastos y administrar nuestro aguinaldo de manera inteligente.

Ahora que sabes cómo calcular el monto que recibirás sigue estos consejos para que tengas un verdadero prospero año nuevo:

  • Planea cómo gastar tu aguinaldo antes de recibirlo

Es lógico emocionarse por recibir el aguinaldo, es un premio a tu esfuerzo durante todo el año y un dinero extra que nos puede dar grandes beneficios.

Pero si lo estamos esperando sin tener una idea clara de en qué lo emplearemos, será más difícil evitar realizar gastos imprevistos que se ‘coman’ gran parte de ese ingreso adicional.

Expertos en finanzas personales coinciden en que es importante planear cómo distribuiremos el aguinaldo antes de recibirlo, aunque el monto sea modesto. De esta manera evitaremos que en medio de la emoción de tener el dinero en mano, realicemos gastos innecesarios o superfluos.

Haz una lista de los gastos navideños y asigna una cantidad a cada uno.

  • Aprovecha para pagar tus deudas

Si los primeros meses del año vives endeudado pagando las compras de diciembre, y después te endeudas más porque no logras pagar a tiempo, este es el momento de iniciar el año de manera diferente.

Si tienes un saldo pendiente en tu tarjeta de crédito, le debes a algún familiar o tienes pagos pendientes de tu auto, por ejemplo, aprovecha el aguinaldo para reducir tus deudas.

Pagar lo que se debe –sobre todo si genera intereses- es una de las maneras más inteligentes de utilizar tu aguinaldo.

  • Destina un porcentaje al ahorro

Otra manera de emplear el aguinaldo es el ahorro. Para tener éxito en este propósito es indispensable tener una meta: ¿quieres cambiar de auto? ¿realizar un viaje? ¿pagar un diplomado? ¿tomar un curso de idiomas?

Establece un objetivo para que sepas cuál es tu motivación. De este modo tu meta estará un poco más cerca antes de que termine 2013.

 

Impulsa tu carrera profesional cursando un Diplomado

Ver Diplomados Ahora

  • Prepárate para los imprevistos

Deseamos que el próximo año sea excelente para ti y que tengas éxito en todos los aspectos de tu vida. Sin embargo, nunca estaremos exentos de enfrentar un imprevisto.

Una enfermedad, perder nuestro empleo o una descompostura de nuestro auto puede poner en riesgo nuestras finanzas, por ello es importante contar con un fondo de emergencias.

En finanzas personales, el fondo de emergencias es el dinero equivalente de 3 a 6 meses de tu salario, que podría ayudarte a superar una mala racha. Si no estás protegido contra eventos inesperados, tu aguinaldo puede representar la primera aportación.

  • Adelanta pagos

Otra alternativa para obtener los máximos beneficios de tu aguinaldo es el adelanto de pagos. Un ejemplo pueden ser las colegiaturas de tus hijos, las mensualidades de tu auto o hipoteca y cualquier otro servicio que esté dentro de tus gastos fijos.

En algunos establecimientos ofrecen descuentos al realizar pagos adelantados, de este modo no solo usas bien tu aguinaldo, sino que ahorras dinero el resto del año.

  • ¡Disfrútalo!

¿Por qué no disfrutar de nuestro aguinaldo? Úsalo para darte un gusto o para agasajar a tus seres queridos. ¡Lo mereces!

Y tú ¿en qué piensas usar tu aguinaldo? ¡Comparte tus comentarios!

Autor: OCCMundial

Desde hace más de 20 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *