Sí, ese que te deja sin dinero en la quincena

 

Una de las primeras cachetadas de realidad que recibimos en la vida adulta es la de los impuestos; cuando iniciamos nuestra vida laboral esperamos con ansias nuestro primer pago, y todo es alegría y felicidad hasta que llega tu recibo de nómina y descubres, ¡oh, sorpresa!, un descuento por concepto de ISR, y ves cómo tu sueldo se ha reducido; bienvenido al mundo adulto y godín.

Seguramente has escuchado a muchas personas decir que sus impuestos pagan muchas cosas, y bueno, es una realidad, pagamos impuestos de diferente maneras —como con el IVA, por ejemplo—, pero es éste el que ves reflejado directamente en tus ingresos.


¿Qué es el ISR?


Es el Impuesto Sobre la Renta, y se aplica directamente a tus ingresos —aunque hay algunas excepciones—, aplica para personas físicas y morales que residan en nuestro país, es decir, de las ganancias obtenidas, una parte de éstas es entregada al Servicio de Administración Tributaria (SAT) cada mes.

¿Quiénes deben pagar este impuesto?

  • Toda persona que resida en México, sin importar el lugar de donde provenga la fuente de dinero.
  • Todo aquel que resida en el extranjero pero cuente con ingresos de establecimientos ubicados en México.
  • Todos los que residan en otro país pero sus ingresos provengan del nuestro.

¿A qué ingresos se les aplica el ISR?

A todos los que deriven del ejercicio de una profesión, los salarios percibidos, honorarios, actividades deportivas y artísticas, arrendamiento, intereses obtenidos, premios —o sea que si te ganas la lotería, también tendrás que despedirte de una parte del dinero—, ganancias repartidas por personas morales —algo así como las utilidades— y sí, también al aguinaldo.

En caso de que cuentes con prestaciones superiores a la ley, como los vales de despensa, estos están exentos del ISR, siempre y cuando la cantidad entregada no exceda el 40% del salario mínimo, lo que significa que si recibes menos de este límite, tus vales estarán a salvo de este impuesto.

¿Cuánto me descuentan al mes?


El porcentaje de retención por concepto de ISR no es el mismo para todos, va desde el 1.9% hasta el 35% al mes —y se le conoce como provisional—, se mide de acuerdo a la tabla de límite inferior y superior, esta tabla establece un rango de ganancias y les va aplicando un porcentaje, el cual va ascendiendo a medida que los ingresos lo hacen, es decir: mientras más ganas, más aportas a este impuesto.

La tabla de retención por ISR la puedes consultar en la página del SAT, pero lo ideal sería que te acercarás a las persona encargada de la nómina en la empresa donde trabajas.

Si tenías dudas —o para que no te tomen por sorpresa— acerca de este descuento que ves reflejado en tu nómina, ahora sabes que se trata de la retención del ISR, y para estar 10000% seguro de la cantidad que lo integra, acude al área de nóminas para que aclaren tus dudas.

¿Qué opinas de este impuesto? ¿ya sabías de qué trataba?  

Autor: Verónica González

Escribo porque ser Maestro Pokémon no era una opción. Cualquier parecido con la ficción, es mera realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *