Mi próximo paso

Pequeña vs Gran Empresa ¿cuál elegir al buscar empleo?

Publicado

en

Cuando piensas en tu próximo empleo, ¿te visualizas en una gran transnacional o en una organización pequeña?

Cada una ofrece ventajas y desventajas, procedimientos diferentes de contratación, desarrollo y dinámicas de trabajo.

Analiza pros y contras antes de tomar una decisión.

Pequeña empresa, grandes beneficios

Te sorprenderá saber que 7 de cada 10 empleos formales en México son generados por micro, pequeñas y medianas empresas.

Su impacto en la economía nacional se traduce en la generación del 52% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Las Pymes suelen ser negocios privados y están formados por menos de 100 empleados. Descubre qué te ofrecen.

Ventajas:

  • El proceso de selección es más personal y flexible
  • Cuando trabajas para una empresa pequeña es más sencillo que tu talento sea apreciado por personas clave de la organización, lo que se traduce en más oportunidades de crecimiento
  • La estructura de una PyME es mucho más flexible que la de una gran organización, en ocasiones las necesidades del negocio te permitirán involucrarte en más de un área, lo que incrementa tu experiencia y te permite desarrollar nuevas habilidades.
  • Al conformarse por un menor número de empleados, las PyMEs tienen una gran oportunidad de crear un ambiente laboral más unido y un fuerte sentido de pertenencia
  • Están orientadas al cambio, la mejora constante y el crecimiento
  • Mientras que en una gran empresa tu trabajo será sólo una pieza en el rompecabezas, en una pequeña firma tienes posibilidades de encabezar un proyecto y aprender mucho más

 

Desventajas:

  • No siempre ofrecen salarios y prestaciones competitivos
  • Invierten pocos recursos en capacitación de su personal
  • Como el personal es reducido y la carga de trabajo es fuerte, habrá que hacer muchas horas extra -no siempre remuneradas.
  • La mayoría carecen de un departamento de Recursos Humanos que regule las relaciones laborales

¿Cuándo conviene una Pyme?

Si eres una persona que se siente más atraída a los retos, no tiene grandes compromisos financieros y en el futuro desearía tener su propio negocio, trabajar en una PyME puede ser una opción inteligente.

Ser una pieza clave en una pequeña empresa da la oportunidad de desarrollar habilidades en diferentes áreas y aprender lo que significa un negocio desde adentro. Las PyMEs buscan personas que agreguen valor al negocio y lo hagan crecer,  además toda gran empresa fue pequeña alguna vez. Si tienes iniciativa, empuje y habilidad para proponer ideas y dar soluciones, la experiencia de trabajar en una PyME puede ser muy retadora.

Gran corporación en la mira

Para muchas personas resulta atractiva la idea de emplearse en un gran corporativo. ¿Por qué te convienen?

Ventajas:

  • Sueldos más competitivos y mayor paquete de prestaciones
  • Una referencia laboral de una gran empresa pesa en tu currículum
  • Más estabilidad y una organización de trabajo estructurada
  • Oportunidades de capacitación y un sistema definido de evaluación de desempeño
  • Planes de crecimiento establecidos

Desventajas:

  • Una mala referencia de una gran empresa perjudica tu currículum
  • Los cambios o mejoras tardan más gestionarse
  • Tu contribución a la empresa es menos visible, eres un elemento entre miles y hacerse notar implica más esfuerzo
  • El proceso de contratación es más competido y dura más tiempo

¿Cuándo conviene una gran empresa?

En algunas áreas laborales una empresa grande puede cubrir las expectativas de los trabajadores en busca de desarrollo y seguridad. Si eres una persona que busca estabilidad ante todo y que disfruta de una organización con más estructura, ésta puede ser tu mejor opción.

Para tomar una decisión acertada lo primero que debes evaluar es cuál es tu personalidad en el trabajo. ¿Te gusta innovar o prefieres seguir un plan establecido? ¿Tomas riesgos o procuras ir a lo seguro?