Hablar de inteligencia emocional en el trabajo implica analizar las emociones propias, pero también las de los demás. 


Tomar en cuenta las emociones de los demás provoca un alto nivel de involucramiento y compromiso con otros individuos de nuestro mismo círculo social, por lo tanto, las relaciones interpersonales y el trabajo en equipo se favorecen de manera considerable.

La inteligencia emocional es, por definición, un conjunto de habilidades psicológicas que permiten apreciar y expresar de manera equilibrada nuestras propias emociones, entender las de los demás, y utilizar esta información para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento.

Es decir, esta habilidad nos ayuda a conocer y comprender nuestras emociones para alcanzar un autocontrol con el objetivo de canalizar un comportamiento adecuado disminuyendo las emociones negativas como la ira o la frustración.

Además, la inteligencia emocional nos permite comprender el comportamiento de otros gracias a la empatía.

La empatía está 100% relacionada con la inteligencia emocional porque, mientras la empatía está enfocada en identificar las emociones de otras personas, la inteligencia emocional se enfoca en las de uno mismo.

No puedes simpatizar con las emociones de otros si no simpatizas primero con las tuyas.

 ¿Cómo desarrollar tu inteligencia emocional en el trabajo?

Debes conocerte a ti mismo
Busca el tiempo de reflexionar sobre tus sentimientos y conocer qué es lo que los detona y por qué.
Aprende a manejar las emociones
Ahora que ya ubicaste tus emociones y su razón de ser, el siguiente paso es aceptarlas, sobre todo las del ámbito laboral. Está bien sentirte enojado, pero lo que tienes que hacer es ver de qué manera puedes expresarlo sin afectar a nadie.
Observa actitudes, gestos y aprende a escuchar 
Con esto desarrollaremos nuestra empatía. Interésate por cómo se sienten, pregunta y escucha con atención. Este ejercicio te ayudará a potenciar tus habilidades sociales.
Controla tus emociones para aprender a comunicarte mejor
Habla lo que sientes. Esto no significa exponer tu vida privada, significa flotar con tus sentimientos para reconocerlos y canalizarlos.
Fases Inteligencia Emocional

Inteligencia emocional en el trabajo

La Harvard Business Review ha calificado a la inteligencia emocional en el trabajo como “un concepto revolucionario y como una de las ideas más influyentes de la década en el mundo empresarial”.

Se dice que los líderes de las empresas son contratados por su capacidad intelectual y por su experiencia comercial, pero despedidos por su falta de inteligencia emocional.

Aunque pareciera que no, la inteligencia emocional es uno de los puntos clave que una organización empresarial necesita para que su productividad siga creciendo y no decaiga.
Cada vez son más las empresas que demandan que sus colaboradores cuenten con la capacidad de tener conciencia de sus propias emociones, porque como ya lo vimos anteriormente, si tú reconoces y entiendes tus emociones, entenderás las de los demás compañeros y el trabajo en equipo funcionará positivamente.
El libro Inteligencia Emocional, de Daniel Goleman, menciona que esta nueva sociedad requiere otro tipo de liderazgo que no sea controlar y someter como en otros tiempos era acostumbrado.
Ahora se necesitan líderes en las empresas que tengan la habilidad de persuadir y procesar la colaboración de todos hacia un objetivo en común y para que esto suceda se necesita de una inteligencia emocional.



Conclusión

Los destrozos que causa la falta de inteligencia emocional en el mundo son verdaderamente lamentables y muy evidentes: desde la ola de violencia en el mundo creada por individuos que no tienen control sobre sus pensamientos, hasta la crisis de alto estrés que se vive en el interior de las grandes corporaciones.
No se trata de ignorar las buenas o malas actitudes que tus compañeros expresan en tu trabajo, sino de analizarlas, comprenderlas y manejarlas a favor de ti y de ellos mismos.
Goleman dice “…las empresas y los profesionales que quieran lograr el éxito en el entorno de especialización y diversidad que caracteriza al mundo moderno deben tener consciencia de sus emociones y dotarlas de inteligencia.”

¿Qué tanta inteligencia emocional en el trabajo tienes?

Autor: Itzarih Sánchez

Si escribir mata de hambre, quiero morir como J. K. Rowling.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *