Encuestamos a profesionistas mexicanos sobre la manera en que se comportan en el trabajo. 84% afirman ser honestos en el terreno laboral.

Conoce los resultados de este estudio.

Tomar ventaja de nuestra posición en un lugar de trabajo para obtener un beneficio propio puede dañar para siempre nuestra reputación, y al parecer esto está muy claro para 84% de los participantes de la última encuesta de OCCMundial, quienes afirmaron siempre ser honestos en su vida laboral.

OCCMundial realizó una encuesta a más de 3000 usuarios de su bolsa de trabajo online y 7 de cada 10 mexicanos afirmó actuar con honestidad en su vida personal y profesional. Sin embargo, este año la organización Transparencia Internacional calificó a nuestro país con un 3.0 en escala de 10 respecto a corrupción, muy lejos de Chile (7.2) y Uruguay (7.0), las naciones latinoamericanas con el mejor resultado. De acuerdo con dicha organización, nuestro país ha caído 11 lugares durante los últimos dos años en el Índice de Corrupción que realiza anualmente.

Por otra parte en 2009 una encuesta realizada por la firma PwC encontró que el 51% de las empresas en México habían sido defraudadas por sus empleados, una cifra preocupante en comparación con la media global que se ubicó en 30%.

Para los mexicanos  el valor de la honestidad en el trabajo se refleja al cumplir con horarios laborales, no mentir a superiores y colegas y mantener la confidencialidad de la información.

Cada vez más empresas ponen su atención en candidatos con un alto sentido ético ¡y lo evalúan!, el gran reto es fomentar la importancia de estos valores a nivel personal y luchar para erradicar la ideología popular de que solo a través de la corrupción es posible progresar.

Para conservar nuestros valores es necesario cultivar una ética firme y sólida, que no se debilite al vivir una mala experiencia y que guie las decisiones de nuestra vida pública y privada. Aquí algunas tentaciones a la honestidad que debemos evitar en nuestra vida laboral:

  • Mentir en el Currículum. Inflar tu currículum con información falsa es una pésima idea cuando buscamos empleo, eventualmente se notará que no manejamos el porcentaje de inglés que dijimos, no sabemos utilizar determinado software o no tenemos un certificado que avale nuestra formación académica. Lo único que obtendremos será una mala referencia en la empresa.
  • Conoce otros errores que puedes cometer en tu Currículum ¡y evítalos!
    Honestidad Laboral: 7 de cada 10 aseguran tenerla

    • Referencias fantasma. Una de las ventajas de cultivar buenas relaciones laborales es que podemos dar referencias con tranquilidad, y muchas empresas las solicitan. Si das información falsa en esta parte te arriesgas a quedarte sin el empleo.
    • Experiencia. Mentir sobre la experiencia es un error que podemos cometer en nuestro Currículum o en el momento de ser entrevistados, sin embargo, uno de los objetivos del proceso de selección es corroborar que la información contenida en un currículo sea veraz. Muchos reclutadores aplican pruebas de conocimientos o entrevistas en otros idiomas para verificar que el candidato cumpla con el perfil.

    Puedes destacar tu Experiencia Laboral sin necesidad de mentir, descubre cómo. 

    • Esconder tus deudas. Hace 50 años las personas podían estar seguras de que la información sobre sus ingresos, ahorros y deudas era totalmente privada, pero hoy día no es así. Instituciones financieras son ahora las dueñas de esa información y es muy fácil acceder a ella. Algunas empresas dependiendo del giro o el puesto suelen verificar si hemos dejado de pagar una hipoteca o un crédito bancario y si nuestras deudas superan nuestra capacidad de pago. Por desgracia nuestra información no es privilegiada y antes de ser descubiertos en una mentira, mejor ser honestos sobre nuestra situación financiera.
    • El riesgo de falsificar gastos. Hay trabajos que demandan que los empleados realicen viajes o hagan compras con dinero de la empresa, y mucha gente cae en la tentación de “inflar” las cuentas y quedarse el dinero. Las consecuencias de ser descubierto en algo tan grave pueden ir más lejos que un despido, e incluso llegar a una procesión judicial por delitos como abuso de confianza y fraude.
    • ¿Cometiste un error? Dilo ahora. Podemos ser muy dedicados o cuidadosos en el desempeño de nuestras actividades, pero ello no garantiza que no cometamos errores. Equivocarse es humano y admitirlo es cuestión de honestidad. Una persona honesta asumirá la responsabilidad de sus errores y acudirá oportunamente a comunicarlo a sus superiores.

    No estar contentos en nuestro lugar de trabajo, desacuerdos con políticas de la empresa, relaciones laborales problemáticas, un bajo salario y otras razones pueden orillar a un empleado a violar los códigos de ética laboral, sin embargo, las consecuencias de hacerlo a menudo son mayores para el empleado que para la empresa.

    ¿Tienes alguna experiencia laboral que haya puesto a prueba tu honestidad? Compártela con nosotros.

Autor: OCCMundial

Desde hace más 20 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *