Estás a punto de entrar a un nuevo trabajo. Es emocionante porque es un  nuevo comienzo, pero también te invaden los nervios y el miedo de conocer gente nueva y ¡todo nuevo!

Tal vez no eres asocial o antipático, pero puede que seas un poco introvertido y eso provoca que tardes un poco más de tiempo en hacerte amigo de alguien o entablar una conversación fuera de lo laboral.

Sin embargo, estás harto de esa situación y lo que tú quieres es tener amigos o, por lo menos, hablar con alguien. Entonces, probablemente te sientas un poco ansioso por el hecho de estar rodeado de muchas caras desconocidas y, claro, de que te vean como “el nuevo”.

Para empezar debes tener en cuenta que no eres la única persona con esa personalidad, tal vez tu compañero de al lado es igual. Por ello, te dejaré algunos consejos fáciles para romper el hielo sin morir en el intento.

Cómo romper el hielo en el trabajo

Ocupa  los primeros días para observar

Un entorno diferente con diferentes personas, responsabilidades y horarios es mucho para los introvertidos.

Algunos expertos aseguran que la manera más fácil de conocer a la gente —para los introvertidos— es observando. Observar no significa que te conviertas en una persona chismosa y desagradable. Solo observa y analiza; todavía no es el momento de dar tu opinión o tu punto de vista.

Poco a poco

Para las personas introvertidas no es fácil hablar con más de una persona, lo mejor será ir despacio. Empieza con una persona, puedes preguntarle por lugares de comida cercanos a tu lugar de trabajo, tal vez él o ella puedan invitarte a comer. A partir de ahí, puedes empezar una conversación agradable, intercambiar gustos y conocer a esa persona.

Deja que fluya

Tal vez seas una persona demasiado introvertida; sin embargo, existirán personas que quieran acercarse a ti y hacerte la plática. Lo ideal será que dejes fluir la situación, muéstrate atento y cordial; si preguntan sobre ti, contesta lo básico, no tienes que entrar en detalles si no quieres.

Elimina las etiquetas

Probablemente  te autodescribas como una persona tímida, penosa, nerviosa, etc., etc. Si lo haces, es momento de dejar a un lado esas etiquetas. Al principio te costará trabajo pero conforme vayas avanzando, la pena y la timidez se irán desapareciendo de tus pensamientos y poco a poco verás cambios.

Ser una persona introvertida no significa que tengas el autoestima baja, te sientas solo o inseguro; de hecho no está mal ser asísiempre y cuando tú te aceptes tal y como eres. Busca las cosas positivas y saca provecho de la situación.

 

10 trabajos para personas introvertidas

A los introvertidos les agota convivir, les agota la sociedad, les agota abandonar su soledad por muchas horas. Esto no significa que no sepan convivir…

Autor: Sandra Rodríguez

Creo en el poder de las palabras y en la gente que busca aportar un pequeño cambio al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *