La vida es regalada cuando eres estudiante

Conoce 5 beneficios financieros de ir a la escuela

Parece que ser estudiante es sinónimo de ‘andar sin dinero’.  Quizá tus papás te den un gasto mensual o tengas un trabajo eventual o de medio tiempo para tener un extra en la cartera.

Sea cual sea tu situación, suspiras por terminar la escuela, conseguir un ‘trabajo de verdad’ y que empiecen a caer los billetes.

Sin embargo, muchos profesionistas que ya pasamos esa experiencia y que ahora pagamos una renta o hipoteca, un auto, el gimnasio, la gasolina o el súper, extrañamos aquella época en la que hacías milagros con 200 pesos.

En pocas palabras: ser estudiante no está tan mal, al contrario, financieramente tiene muchas ventajas, aquí te recordamos 5 de ellas:

 

1. Entrada a museos

La mayoría de los museos a nivel nacional ofrecen precios especiales para estudiantes con credencial, que pueden alcanzar hasta el 50% de descuento sobre la entrada general.

¡Y no solo en museos! el Instituto Nacional de Bellas Artes otorga también un 50% de descuento en todos sus eventos, incluidos exposiciones, danza, teatro y música.

 

2. Buen cine con descuento

Si lo tuyo es el cine, pero del bueno, la Cineteca Nacional reduce de 40 a 25 pesos la entrada a estudiantes con credencial vigente cualquier día de la semana.

 

3. Viajes a mitad de precio

Durante los periodos vacacionales los estudiantes pueden viajar con descuento en toda la red ferroviaria y de autotransporte federal de pasajeros a nivel nacional. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes establece un descuento del 50% en tu boleto de primera clase o económica.

Para hacerlo válido debes mostrar tu credencial de estudiante, y la única restricción aplicable es que solo se admiten 8 estudiantes y 2 maestros por autobús.

 

4. Beneficios universitarios

Instituciones públicas y privadas ofrecen descuentos y beneficios a sus estudiantes. ¿Conoces cuáles te da tu alma mater?

Algunas instituciones ofrecen descuentos en librerías, cursos de idiomas y diplomados. Pero además tienen convenios con restaurantes, lugares de entretenimiento, laboratorios médicos, hoteles, gimnasios y tiendas de ropa.

Lo genial es que en muchas escuelas si ya terminaste tu carrera y conservas tu credencial de ex alumno, también puedes acceder a dichos descuentos.

Ingresa a la página de tu universidad e investiga, quizá te encuentras con que tienes un 10 o 15% de descuento en tu restaurante favorito o puedes conseguir una tarifa preferencial en el hotel de tus próximas vacaciones.

 

5. Becas

Las dejamos al final, pero quizá representan el beneficio más importante de ser estudiante. Un buen rendimiento escolar puede hacer que te ganes un importante descuento en tu educación.

Y no solo es un beneficio de las instituciones privadas. Existen también becas gubernamentales o de ONG’s que premian el esfuerzo de estudiantes de excelencia. Si estás estudiando y tus calificaciones no son las mejores, te conviene aplicarte. Si en el futuro aspiras a una beca para estudiar una maestría o realizar un posgrado en el extranjero, un buen promedio puede hacerte candidato a un apoyo financiero importante.

 

Inicia tu licenciatura AHORA

 

Bonus. Productos financieros

Los bancos tienen productos especiales para estudiantes, como tarjetas de crédito sin anualidad o con beneficios adicionales. Si tus papás te dan un gasto, tienes algún empleo eventual o ya estás trabajando es importante conocer más sobre estos instrumentos y utilizarlos con inteligencia.

Es mala idea tener 3 tarjetas departamentales y solo pagar el mínimo. Pero tener tu primera tarjeta de crédito y pagarla a tiempo te permite construir un historial crediticio, que más adelante puede conseguirte un buen préstamo hipotecario o un crédito automotriz. Otros productos clave son los seguros y las Afores, que tienen planes específicos para gente joven.

Como ves, la cuestión con las finanzas del estudiante no es cuánto tienes, sino cómo lo gastas. Aprovecha ahora que tus gastos son mínimos y disfruta de la vida con estos consejos.

Autor: OCCMundial

Desde hace más de 20 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *