¡Contrátenme!

¿Estás desempleado y te quedaste sin dinero? Checa estas 10 ideas para tener ingresos

Publicado

en

Perder el trabajo muchas veces significa ganar preocupaciones. Las más frecuentes, las económicas. Quedarte sin ingresos puede poner en riesgo el pago de tu hogar, las colegiaturas de tus hijos, las mensualidades del auto, las deudas de las tarjetas e incluso la compra de alimentos y artículos de primera necesidad.

Sabemos que encontrar un nuevo trabajo puede tomar desde pocos días hasta meses, por ello te damos algunas sugerencias con las que puedes obtener el dinero necesario para cubrir tus gastos más importantes mientras estás desempleado.

1. Retiro por desempleo de tu AFORE

Si eras trabajador asalariado y perdiste tu trabajo, puedes solicitarlo. Para hacerlo, debes cumplir con los siguientes requisitos: tener al menos 3 años de antigüedad con tu Afore, contar con 46 días naturales sin cotizar al IMSS y no haber realizado un retiro por desempleo en los últimos 5 años.

En una de las opciones de retiro puedes obtener hasta 30 días de tu último salario base de cotización con tope a 10 veces el salario mínimo mensual general vigente.

2. Trabajos domésticos

El trabajo doméstico es quizá uno de los oficios más infravalorados en el mercado laboral, sin embargo, es muy solicitado y en ocasiones puede ser una manera rápida de generarse ingresos.

Actualmente existen plataformas en línea que buscan personas que realicen trabajos del hogar: limpieza, plomería, electricidad, etc. y que te ofrecen trabajos cerca de casa y en horarios flexibles. Zolvers, por ejemplo es una iniciativa nacida en Argentina que ya opera en México y busca revalorar el trabajo doméstico.

3. Transportar gente

Si tienes auto propio y buscas generar ingresos, Uber puede ser una opción.  Pero otra opción que han adoptado muchas personas es transportar únicamente a conocidos de confianza o recomendados.

Puedes armar tu ruta para llevarlos al trabajo en las mañanas o recogerlos cuando salgan de la oficina. Y durante el día, puedes ofrecer tus servicios como taxi también para personas de toda tu confianza.

4. Vender tus artículos de mayor valor

Teléfonos, consolas de videojuegos,  joyas, ropa, artículos de lujo, muebles, colecciones de cómics, antigüedades e incluso tu auto. Duele deshacerse de nuestras posesiones, pero le dolerá más a tu bolsillo atrasarse con una mensualidad de tu tarjeta o con una pago de la renta. Puedes hacerlo entre familiares y amigos o poner un anuncio en internet a través de portales como MercadoLibre o Marketplace de Facebook.

5. Ir a una casa de empeño

Si realmente te cuesta deshacerte de tus cosas, otra opción es el empeño. El Nacional Monte de Piedad tiene una tasa de interés mensual del 3% con un contrato de 5 meses.

En joyas ofrece hasta 20 meses para liquidar y también cuenta con la opción de pago libre, en la que tú decides el monto de tu pago mensual de acuerdo a tus posibilidades.

6. Cuidar a personas mayores o enfermas

En México hay una alta demanda de servicios de cuidado a domicilio. Si tienes experiencia personal o profesional cuidando enfermos o ancianos, puedes ofrecer tus servicios a familiares o amigos que tengan una situación de este tipo. Incluso podrías acercarte a alguna agencia que te pueda colocar.

7. Freelanceo

Para algunas personas es sencillo monetizar su trabajo de manera independiente, laborando para varias empresas de manera simultánea y generalmente desde casa. Si eres diseñador, periodista, programador o desarrollador web puedes encontrar oportunidades tanto en OCCMundial como en diversas plataformas especializadas en teletrabajo.

Si eres buen fotógrafo también puedes vender tu trabajo en internet. Algunos bancos de imágenes como 500px y Shutterstock te permiten subir tus fotos y recibir dinero cada vez que alguien las utilice. Plataformas como Beatport o Junodownload funcionan igual, pero para músicos. Y si eres diseñador, puedes vender tu trabajo en sitios como Logopond o Envato Market.

8. Da clases particulares

Puedes obtener ingresos extra compartiendo tus conocimientos con otros. Ofrece cursos de regularización, clases de idiomas o incluso de baile. Piensa en algo que hagas muy bien y que otros estarían dispuestos a pagar por aprender.

Actualmente existen sitios donde puedes crear tu propio curso en línea y ponerlo a disposición de miles de usuarios que pueden comprarlo para aprender de ti.

9. Renta un cuarto

Si tienes casa o departamento propio y una habitación disponible puedes rentarla por un tiempo. Si está ubicada cerca de universidades por ejemplo, puede ser atractiva para estudiantes. Será un ingreso extra que te costará muy poco.

10. Pedir un préstamo

A nadie le gusta adquirir deudas, pero en ocasiones un familiar o un amigo pueden ayudarte en un momento de necesidad. Eso sí, no te olvides de pagar en cuento puedas. Si por otro lado piensas pedir un préstamo a una institución financiera, ¡cuidado! Lee bien el contrato y las condiciones que estipula.

Extra. Devuelve tus últimas compras

¿Acabas de realizar una compra y resulta que te quedaste sin empleo? Consulta las políticas de devolución del producto o servicio adquirido, puedes solicitar el reembolso de tu dinero y obtener efectivo o al menos eliminar una deuda —en caso de que hayas pagado con crédito—.

Como verás, hay alternativas para obtener recursos en momentos de necesidad. Espero que estos consejos te sean útiles y no olvides visitar occmundial.com para encontrar tu próxima oportunidad laboral.