En la mayoría de las entrevistas de trabajo vas a encontrarte con un par de preguntas que pondrán en ‘jaque’ tu mente y posiblemente tu seguridad se vea afectada. No te preocupes antes de tiempo, aquí te decimos qué debilidades decir para convencer al entrevistador de que tú eres el candidato perfecto que están buscando.


Una entrevista de trabajo siempre será una nueva oportunidad para darte a conocer de manera profesional, por eso es importante que te conozcas a la perfección en el ámbito laboral para que lo comuniques de manera adecuada a quien le interese hacerte parte de su empresa.

Si bien es muy importante conocer tus fortalezas y habilidades para demostrar que eres adecuado para el puesto que necesitan cubrir, también tienes que aprender a identificar tus áreas de oportunidad, aceptarlas y trabajar en ellas para mejorar.

¡No tengas miedo de decirlas, nadie es perfecto y los reclutadores lo saben!

Además, expresarlas en una entrevista de trabajo es un punto extra a tu candidatura si lo haces de una manera adecuada, solo tienes que ser muy sincero contigo mismo.

Es por eso que constantemente en las entrevistas de trabajo te alentarán a que les cuentes cuáles son tus principales debilidades, esto con la finalidad de observar qué tanta capacidad tienes para reconocer tus errores y asegurarse de no contratar a una persona demasiado vanidosa.

La seguridad es buena, siempre y cuando no recaiga en la falta de humildad y aceptación.

Qué esperan los reclutadores de mi respuesta

No hay una respuesta correcta a este tipo de preguntas, pero al formularla, los encargados de recursos humanos esperan que tu reacción ante esta pregunta sea lo más tranquila y sincera. Es probable que se fijen en cómo recibes tú la simple pregunta, más que lo que puedas responder.

Tampoco van a centrarse en qué tan graves son tus defectos, sino que aun reconociéndolos sepas cómo trabajarlos y optimizarlos.

Qué debilidades decir

  • Menciona siempre tus debilidades laborales. No es que las debilidades personales no sean importantes, pero lo que más les interesa a ellos es tu personalidad en el ambiente laboral.

Por ejemplo: “suelo entregar mis trabajos hasta la última fecha límite que me den.” 

  • Sé honesto. De verdad, analízate muy bien antes de pensar qué debilidades decir. Si respondes con la primera palabra que se te vino a la mente por los nervios, es probable que se note que estás mintiendo cuando se detengan a analizar tu perfil a detalle.

Por ejemplo: “me cuesta hablar en público.”

  • Comenta la solución de tu debilidad. Después de mencionar tus debilidades comenta la solución a ellos y cómo es que las has trabajado desde que las identificaste. Esto volverá lo negativo en positivo y te dará puntos extras.

También puede interesarte: 3 consejos para tener mejor autoconciencia

Por ejemplo: “Me presiono demasiado para lograr mis objetivos, pero ya identifiqué que si organizo mis tareas de acuerdo a su relevancia, mi preocupación disminuye.”

Qué no hacer

    • No memorices una respuesta exacta. Es probable que el entrevistador se de cuenta de que preparaste el speach y pensará que no es una debilidad real.
    • No digas frases generales como “soy muy perfeccionista” o “le doy demasiada atención a los detalles”. Son debilidades que todos mencionan, así que seguramente el reclutador ya lo escuchó demasiado y pensará que no eres alguien destacable.  Además si el trabajo para el cual te estás postulando requiere atención a los detalles, esa debilidad puede ser contraproducente y automáticamente te eliminarás de la candidatura.
    • Evita el drama personal. Todo el mundo tiene los suyos, pero en una entrevista de trabajo es poco mal visto, pues lo único que necesitan saber es tu carácter en los negocios y el drama personal con el trabajo nunca es una buena combinación.

Frases que NO debes decir en una entrevista de trabajo

Si te cuenta trabajo analizar qué debilidades decir, haz nuestro el Test Conductual by PDA de esta forma, podrás tener una idea sobre cómo te comportas en el ámbito laboral y puede ser tu mejor guía para que superes esta temible pregunta en las entrevistas.

Autor: Itzarih Sánchez

Si escribir mata de hambre, quiero morir como J. K. Rowling.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *