¡Ya me contrataron!

4 estrategias para mantener tu vigencia laboral en las empresas

Publicado

en

vigencia laboral occmundial

En un mundo laboral cada vez más competido por las nuevas generaciones, sacar provecho de tu experiencia profesional para mantener tu vigencia laboral es la mejor estrategia.


Llevas años trabajando.

Un día escuchas la palabra Millennial y te enteras de esos jóvenes nacidos entre 1980 y 1993 que quieren cambiar el mundo, incluso el laboral: buscan horarios flexibles, desean trascender rápido en las empresas, les urge la vida y se habla de que en algún momento las organizaciones deberán adaptarse a ellos.

Hasta ahí, todo bien; o más o menos, porque en ocasiones parece que aún no están presentes en donde trabajas y en otras parece que llegaron y ni cuenta te diste.

Sigues inmerso en las actividades de tu puesto.

Meses después lees algo nuevo: la Generación Z. Personas que abrieron los ojos entre 1994 y el 2010 y también comenzarán a integrarse a tu espacio profesional. Son multipantallas –tablet, smartphone, smart tv–, altruistas, dominan las redes sociales y aprenden más cosas por internet que en la realidad de carne y hueso.

Y otra vez, hasta ahí, todo bien. Se ve lejano el futuro y sabes que a ti te avala tu experiencia y la carrera que has hecho en varias compañías.

Sin embargo, las empresas cambian, sus necesidades también y por ende el talento que necesitan para cumplir esos retos.

Entonces la competitividad que creías tener puede que no sea tan sólida como pensabas, y que el empuje de los jóvenes sea más y mejor recibido de lo que esperabas.

¿Qué puedes hacer para mantenerte vigente profesionalmente? 

Acciones para mantener tu vigencia laboral 

Identifica las áreas de oportunidad en las que necesitas trabajar

Hoy en día el término “competencias laborales”es tendencia en las organizaciones (puedes leer qué son en este artículo).

La pregunta es: ¿cuántas y cuáles de ellas podrías definir como tus fortalezas?, ¿en cuáles tendrías que poner más atención? ¿cuáles te hace falta desarrollar?

 Las necesidades de las empresas no son las mismas de hace 10, 20 o 30 años, sin embargo muchos modelos de educación superior no han cambiado. ¡Investiga! 

¿Eres especialista en algo?

Dominar la rutina no te asegura que seas un especialista.

Es posible que con varios años en un puesto tengas la seguridad de saberlo todo, pero no siempre es así, sobre todo cuando no explotas las habilidades que has adquirido en ese tiempo para hacerte relevante en el lugar en donde estás.

¿Conoces las tendencias o las nuevas herramientas de tu área? ¿Sabrías cómo responder a ellas en caso de presentarse en tu empresa? Analízalo.

Puede interesarte: Cursos en línea gratis para superar esta cuarentena con éxito profesional

Actualízate

No, no te diremos la obviedad de que regreses a la escuela, aunque sabemos el inmenso valor de una maestría o un diplomado en tu currículum. 

Hay dos grandes temas en los que puedes enfocarte: en tu marca personal (para, precisamente, construir una reputación en línea como especialista de un tema) y en capacitar a jóvenes -aunque no lo creas- brindar tu conocimiento y escuchar el suyo es una forma de actualizarte.

Tu talento no tiene por qué perder vigencia,
es probable que sólo necesite un nuevo enfoque