#DateUnBreak

Salud física: 8 consejos para cuidarte mientras trabajas

Publicado

en

salud-fisica-occmundial

Probablemente pienses que tu rutina de vida está bien, que tus hábitos diarios son buenos y que tu salud física está perfecta porque no hay dolor… Checa estos útiles tips y descubre cómo lograr tu bienestar durante en confinamiento.


Ha pasado mucho tiempo desde que nuestro estilo de vida cambió drásticamente.

Nos vimos en la necesidad de crear nuevos medios para comunicarnos y entretenernos. Todo, claro está, desde casa.

La pandemia por el Covid-19 nos trajo un aprendizaje de vida al que la mayoría no estaba acostumbrado: el encierro y el sedentarismo se convirtieron en nuestra rutina diaria.

¿Pero qué sucede cuando este cambio afecta nuestro funcionamiento físico y emocional?

Lo que antes nos hacía felices, hoy ya no estamos tan seguros.

O lo que antes hacíamos para sentirnos bien, hoy no podemos hacerlo debido a las medidas de prevención ante el coronavirus.

Mantenerse saludable durante una situación crítica e incierta es difícil, lo sabemos.

Pero en ocasiones nuestro cuerpo nos da señales de alarma ante aquellos malos hábitos que tenemos en nuestro día a día.

No esperes a que estas llamadas de atención se presenten y empieza por cuidar de ti con estas propuestas de salud que tenemos para ti.

8 consejos para mantener una salud física y mental mientras trabajas

1. Llevar una alimentación equilibrada

Las enfermedades más comunes están relacionadas con la mala alimentación de las personas, por lo tanto, alimentarse de manera saludable constituye una de las más eficaces herramientas de prevención.

Procurar que nuestra dieta tenga proteínas, grasas, vitaminas, minerales, fibra, etc., así como también la manera en que lo cocinas, influye de manera considerable en nuestro bienestar físico,

Leer: Desayunos saludables y rápidos para el home office


2. Seguir todas las medidas de higiene

Otra de las mejores formas de conservar nuestra salud es realizar todas las medidas de higiene que desde chicos nos han enseñado para evitar cualquier tipo de infecciones.

Lavarse las manos al toser, después de ir al baño o al llegar a casa; no compartir alimentos, vasos o cubiertos; y ventilar con frecuencia tu hogar o aquellos lugares cerrados en donde te encuentres son unas de las medidas que actualmente es nuestra responsabilidad seguir para evitar sucesos fatídicos.

Leer: ¡Estos son los protocolos de seguridad y salud que deben seguir las empresas!


3. Dormir bien

Durante el sueño, nuestro cuerpo recupera la energía que consume durante el día además de realizar otras funciones cruciales.

Dormir al menos 7 u 8 horas cada noche y adoptar hábitos como: irse a dormir y levantarse todos los días a la misma hora, hará que nos sintamos mucho más enérgicos y capaces de rendir más en todos los aspectos.

Leer: 8 trucos que debes intentar cuando no puedes dormir


4. Consultar orientación psicológica

El estrés, la depresión, el desgaste o bloqueo mental y emocional son los principales trastornos que esta pandemia ha dejado en un mayor número de personas que en cualquiero otro año.

Las circunstancias no son para menos y a veces el malestar nos supera a nosotros mismos.

Un especialista puede ayudarte a descubrir qué detona tu malestar y juntos trabajarán en un tratamiento para combatirlo.

Leer: Depresión, ansiedad y tristeza: ¿cómo puedo evitarlas en esta cuarentena?


5. Limita tu consumo de sustancias tóxicas

El alcoholismo, por ejemplo, está asociado a más de 200 patologías y al desarrollo de trastornos mentales y del comportamiento.

Si consumes alcohol, lo mejor es hacerlo de forma moderada, es decir, no tomes más de una unidad diaria si eres mujer adulta o varón mayor de 65 años, o más de dos si eres hombre adulto menor de 65 años.

Leer: 5 hábitos que dañan mortalmente a tu cerebro, ¡no los hagas!


6. Realiza alguna actividad física

Además de fomentar una sensación de bienestar, el ejercicio físico ayuda al corazón a trabajar de manera más eficiente, contribuye a regular el colesterol, a mejorar el tono muscular y a prevenir la obesidad y el sobrepeso, entre otros beneficios.

Busca rutinas de ejercicio que puedas hacer en casa o sal a caminar, pero no olvides tu cubrebocas y la distancia.

Leer: ¡Sin pretextos! 7 aplicaciones para hacer ejercicio en casa durante la cuarentena


7. Medita

Durante una práctica de meditación, se intenta alcanzar un estado de conciencia de nuestros pensamientos y sentimientos, y una conexión con nosotros mismos y con nuestro entorno.

El taichí y el yoga  son dos formas de meditación en las que se realizan una serie de movimientos físicos de manera suave y con conciencia plena.

Leer: 5 posturas de yoga para decirle adiós al estrés


8. Prueba cosas nuevas

Desarrollar una nueva habilidad influirá en la forma en que haces las cosas en tu día a día, de forma que se harán más rápidas y fáciles, ahorrando tiempo y energía.

Hay muchas y diferentes opciones para estudiar algo nuevo desde casa, solo necesitas tu computadora o tu teléfono. Busca talleres o cursos gratuitos, pero no descartes los que tiene costo, son muy valiosos.

Leer: Capacítate para el empleo: cursos y talleres completamente gratis


#DateUnBreak

Técnicas de relajación para combatir el estrés ocasionado por el home office

Published

en

técnicas de relajación

Realizar técnicas de relajación podrían salvarte de mucho…

Cuando te encuentras en situaciones de estrés el cuerpo reacciona de diferentes maneras. Una de las cosas que los especialistas recomiendan son practicar las técnicas de relajación; este tipo de técnicas ayudan a reducir el estrés, tener una mejor calidad de vida e incluso si tienes alguna enfermedad crónica.

¿Cuáles son las ventajas de las técnicas de relajación?

  • Disminución de la frecuencia cardíaca
  • Disminución de la presión arterial
  • Disminución de la frecuencia respiratoria
  • Mejora de la digestión
  • Mantenimiento de niveles de azúcar en sangre normales
  • Disminución de la actividad de las hormonas del estrés
  • Disminución de la tensión muscular y el dolor crónico
  • Mejora de la concentración y el estado de ánimo
  • Mejora de la calidad del sueño

Además, al practicar cualquier técnica de relajación estarás generando en ti mayor confianza para resolver cualquier problema, incluso para incrementar tu autoestima.

¿Cuáles son las mejores técnicas de relajación?

La finalidad de este artículo es mencionar 4 tipos de técnicas de relajación que te podrán servir en tu vida diaria:

Respiraciones profundas

El oxígeno es un elemento indispensable para que nuestro organismo funcione a la perfección, de esta manera hay una relación directa entre la respiración y la condición física; por ello, la primera debe hacerse de  manera adecuada, y así, la segunda se beneficiará.

Una de las más recomendables es la respiración controlada, un procedimiento que ayuda a reducir la activación fisiológica y te ayuda a combatir o controlar la ansiedad y el estrés.  Esta  técnica consiste en aprender a respirar de un modo lento:

  • 8 ó 12 respiraciones por minuto (normalmente respiramos entre 12 y 16 veces por minuto)
  • No demasiado profundo y empleando el diafragma en vez de respirar sólo con el pecho.


Intenta realizar esta respiración en un lugar limpio, cómodo y que te transmita tranquilidad.

Meditación

La meditación es considerada una de las mejores técnicas para entrar en contacto con uno mismo, es la aliada perfecta para reducir el estrés, la ansiedad y las adicciones, además te ayuda a aumentar tu creatividad, aprendizaje, te ayuda a concentrarte y a memorizar mucho más fácilmente.

Para iniciar un meditación, puedes buscar videos, podcasts o incluso solo tratar de conectar contigo mismo, te dejo los 7 pasos importantes para iniciar una meditación correcta:

  • Ropa cómoda (deportiva o algo que te permita estirar)
  • Lugar tranquilo y limpio
  • Trata de sentarte derecho o ponerte en una posición cómoda
  • Cierra los ojos y trata de poner tu mente en blanco
  • Acepta todos los pensamientos (negativos y positivos, en normal durante el proceso)
  • Empieza con 15 minutos y trata de ponerlo en tu rutina diaria

Mindfulness

Una de las técnicas que más se ha escuchado en los últimos años, tiene como objetivo hacerte vivir el momento; hacerte sentir consiente de todas las experiencias que estás viviendo y que aceptes cada una de las señales que la vida te da.

Para que puedas aplicar esta técnica, lo único que tienes que hacer es encontrar un lugar que te de paz y te concentres en tus emociones, en lo que sientes y lo que está pasando a tu alrededor. Recuerda que la finalidad de este proceso es encontrarte y encontrar respuestas.

Visualización 

La visualización como técnica de relajación te permite encontrar las respuestas o soluciones a lo que te está atormentado. Cuando te sientas muy agobiado, trata de visualizar un momento feliz, algo que estés esperando con emoción o qué te gustaría estar haciendo en ese momento, te darás cuenta que poco a poco la ansiedad o el estrés se irá calmando, pues los pensamientos felices son más fuertes de lo que imaginas.

Todas las técnicas de relajación mencionadas anteriormente necesitan de practica, concentración y de estar en un lugar relajado. Recuerda que tú eres lo que crees, no tengas miedo de visualizarte como una persona extraordinaria y sumamente exitosa.

Seguir leyendo

#DateUnBreak

La sombra: ¿conoces la tuya?

Published

en

Hoy pienso en la sombra y en todos esos espacios recónditos pero tan llenos de potencial y en el trabajo que nos da el reconocer y aceptar que no siempre somos esos seres maravillosos y luminosos.

Bajo la máscara de nuestro yo consciente, descansan ocultas todo tipo de emociones y conductas negativas: la rabia, los celos, la vergüenza, la mentira, el resentimiento, la lujuria, el orgullo, etc.

A este campo inexplorado se le conoce como “La sombra”. ¿Habías escuchado hablar de ella?… ¡No te preocupes que no es tan tétrico como aparenta!

¿Qué es la sombra?

Se trata de un espacio lleno de posibilidades y en los siguientes párrafos descubrirás por qué.

La sombra está hecha de los pensamientos, emociones e impulsos que encontramos demasiado dolorosos, vergonzosos o desagradables para aceptarlos, por lo que en lugar de ocuparnos de ellos, los reprimimos.

La sombra se desarrolla en la infancia, cuando nos identificamos con determinados rasgos ideales mientras escondemos bajo la alfombra esas partes nuestras que no son dignas del cuadro de honor.

Lo más interesante de todo esto es que sólo podemos ver la sombra de manera indirecta, a través de los rasgos y las acciones de los demás, por eso nos resulta tan fácil juzgar, sólo podemos darnos cuenta de ella con seguridad fuera de nosotros mismos.

Lo que hacemos es intentar desterrar esa parte oscura de nosotros proyectando y atribuyendo determinadas cualidades a los demás en un esfuerzo inconsciente por liberarnos de ella.

La sombra aparece continuamente en nuestra vida cotidiana y podemos descubrirla en el humor, en estos chistes sucios, en los sarcasmos o cuando algo respecto al otro nos resulta muy divertido aún cuando para el otro no lo sea o pueda resultar incluso humillante.

Cuando sentimos un deseo muy intenso por algo y lo relegamos a la sombra, opera desde ahí sin tener en cuenta a los demás, por ejemplo: cuando estamos muy hambrientos y rechazamos ese impulso, terminamos castigando a nuestro cuerpo comiendo en exceso.

Cuando sentimos una aspiración muy elevada y no la escuchamos, terminamos sustituyéndola por cosas efímeras y pasajeras como el sexo de una noche, las drogas o el alcohol, que son cosas que nos gratifican a corto plazo y así la lista podría ser larga.

Jung decía que la sombra se vuelve peligrosa cuando no le prestamos suficiente atención. Mi maestro Jorge Galindo dice que no hay ningún lugarcito de cochambre que no pueda ser iluminado por la luz de la cosciencia, ¿Y cómo podemos relacionarnos de manera sana con nuestra propia sombra?:

Aumentar el autoconocimiento

Aceptarnos de una manera más completa y asumiendo también el precio de ser quienes somos.

Encausar emociones

Las negativas que nos acechan cotidianamente. Por ejemplo si te enojas ve a tu cama y da almohadazos, o coge una toalla de manos y exprímela para que liberes esa emoción de tu sistema.

Trabajar en la liberación de la culpa

Realmente creo que socialmente está más penado el placer y el gozo que el dolor y la ira. Recuerda que dentro de la consciencia universal si no fuera bueno no existiría y estamos aquí para completarnos y ser felices.

Reconocer nuestras proyecciones

Proyecciones para con los demás. Siempre que juzguemos a alguien revisemos qué es lo que nos mueve, si por ejemplo es la envidia, ese anhelo no aceptado de ser un poquito más como la otra persona o bien nos recuerda a alguna persona o evento que no hemos trascendido.

Sanar nuestras relaciones

Mediante nuestra propia autoobservación. Recuerda que como es adentro es afuera y vivimos espejeando nuestra luz pero también nuestra sombra y esencia fragmentada.

Utilizando nuestra imaginación creativa

Dibuja, pinta, escribe, baila, dale pase a tu yo alienado. También puedes poner atención en tus sueños, porque aunque parece que no tengan sentido son una ventana a nuestro inconsciente.

Se dice que en la oscuridad está nuestra olla de oro, porque tocar con la sombra equivale a matar al dragón.

Por: Rosario CardosoSoy Rosario Cardoso,  te invito mediante la práctica de yoga corporativo, el desarrollo humano y el mindfulness organizacional, a reconectar contigo y con tu cuerpo, a conocerte y ser tu mejor versión.Escucha el podcast “Alma en conexión” con Rosario Cardoso
Rosario_cardoso
Seguir leyendo

#DateUnBreak

No tengas miedo a brillar, eres más grande de lo que piensas

Published

en

brillar como persona

Y se dice que la mejor manera de acompañar a otros a brillar es brillando, que de nada nos sirve el empequeñecernos para no incomodar sino por el contrario.

Hoy decidí tocar este mal tan humano, hablar sobre cuántas veces no hemos creído poder y dudado de nuestra grandeza, porque sé que en esta etapa muchos de nosotros estamos experimentando ajustes a nivel personal, profesional y relacional.

Pienso en cómo la vida tiene una y mil formas de empujarnos y saltar al vacío, ¿te ha pasado que de pronto no tienes opción mas que hacer lo que toca hacer porque si no lo haces no completas para los gastos del mes?

Me parece que es el gran espíritu impulsándonos a rearmarnos y no sólo eso sino también en el camino construir una mejor versión de nosotros mismos.

Y sí, es verdad que entre el miedo, el dolor y la frustración nos desconectamos de nosotros mismos y de nuestro poder.

Y cómo siempre lo único que necesitamos es escuchar nuestra pasión y hacer lo que hay que hacer sin mayor expectativa y me viene a la mente historias como Van Gogh quien en toda su vida no vendió ni un solo cuadro pero pintó miles, me viene a la mente la historia de investigadores, estudiosos y científicos cuya teoría nunca fue vista o reconocida sino post mortem, gente como Carl Jung o Nicola Tesla, historias de escritores como Haruki Murakami quien saltó a la fama luego de su libro número 20, o Stieg Larson, ese escritor sueco quien escribió una zaga (“Los hombres que no amaban a las mujeres”, “La chica que soñaba con un cerillo y un bidón de gasolina” y “La reina en el palacio de las corrientes de aire”), murió recién habiendo entregado los manuscritos de sus novelas sin que hubiera sido publicada la primera, o casos como Oscar Wilde quien escribió “De profundis” mientras estaba en la cárcel y pienso no sólo en el hecho de tener una divina obsesión sino también de sublimar el dolor a través de una pasión, que aunque muchas veces nos preguntemos: ¿pero quien soy yo para enseñar o compartir? ¿quién soy yo para tocar aquella puerta? ¿pero como por qué esa oportunidad me la darían a mi?

Por un lado está ese anhelo de brillar y por el otro la constante idea o creencia subterranea de que no somos dignos y entonces eso mismo nos lleva a hacer juicios respecto a quienes muchas veces si tienen el valor de exponerse y saltar a ese vacío, algunas veces motivados por la misma necesidad y con los mínimos recursos.

Si tocas una vida eres exitoso y si quieres ser más exitoso toca más vidas, como bien dicen: el mayor bien o la mayor contribución al máximo número de persona.

Si eres alguien que tiene miedo de volar o de hacer algo, sea lo que sea que se te de la gana piensa en que el mundo y todos nosotros nos estamos perdiendo de tu don y también veo que cuando no hacemos eso que tanto queremos nuestros ingresos pueden verse seriamente afectados porque siempre habremos de dar algo a cambio, así que si tú sientes escases financiera piensa en todos los recursos que tienes sin usar y que puede ser la voz sutil del universo diciendo: tengo esta vacante para ti, si te pones a mi servicio yo te proveeré de eso que necesitas, pero a veces es tanto el ruido interno que si bien es cierto que esa voz puede pasar desapercibida muchas de las veces nos hacemos los que no escuchamos porque sentimos miedo, miedo a nuestra propia autoexigencia y la voz de nuestro propio juicio o la frustración de la gente que nos rodea reflejada en nosotros es más fuerte.

A mi me pasa, me pasa muy a menudo y entre más me pasa más me aferro a mi necesidad de compartir e intento disciplinarme aunque a veces sienta que tengo sequía creativa.

Y es cierto que muchas veces anteponemos nuestro dolor o malestar y no nos damos cuenta que cuando más estamos rotos es cuando más podemos servir a los demás, porque conectar desde nuestra vulnerabilidad es más efectivo que movernos desde la máscara del “no pasa nada”, “no duele nada”, “mira cuán exitoso soy” y es que esa máscara tiene la necesidad de generar un impacto afuera, está diseñada para proteger, complacer o controlar aún a costa de nuestro proceso evolutivo porque no queremos perder, no nos gusta perder sin embargo el camino de consciencia implica dar un paso y retroceder dos, dar un paso y retroceder dos y así poquito a poco, buscando no separarnos tanto de nosotros mismos, no fragmentarnos aún más.

La mayor parte de nuestro sufrimiento viene de creer que somos eso que no somos, y eso que creemos que no somos es que nos somos dignos, que no estamos listos, que no podemos, que no somos adecuados y así la lista puede ser larga.

Nos peleamos entre nuestra realidad y nuestros estándares o los estándares ilusorios de cuanta red social visitemos cuando esa imagen idealizada es inestable.

El sentido de la vida se nos revela cuando elegimos mostrar el coraje de buscar quienes somos sin titubear.

En el mercado lo único que hay que hacer más que preguntarnos si somos suficientes o no, si estamos listo o no, más que mirar la competencia en estricto orden de indicadores del mercado es conectar con el corazón del otro, no importando sea lo que sea que hagas, no mires si el pasto del vecino es más verde, o si ya hay mucho de eso que a ti te gustaría dar, más bien aprendamos con las paradojas (o parajodas) de lo que implica ser humano y vamos a pesar del miedo y cuando amanezcas pensando: ¿pero quien soy yo para hacer, dar o enseñar tal cual cosa? pregúntate más bien ¿quién eres tú para no serlo?

Por: Rosario CardosoSoy Rosario Cardoso,  te invito mediante la práctica de yoga corporativo, el desarrollo humano y el mindfulness organizacional, a reconectar contigo y con tu cuerpo, a conocerte y ser tu mejor versión.Escucha el podcast “Alma en conexión” con Rosario Cardoso

Rosario_cardoso
Seguir leyendo