por-que-se-van-los-empleados-de-las-empresas

México es el país con más rotación laboral en América Latina.

Datos del estudio Randstad Workmonitor (junio 2014) muestran que 9 de cada 10 mexicanos cambiarían de empleo si reciben una mejor oferta económica o también si otra empresa les presenta mayores oportunidades de desarrollo profesional.

Es así como se explican los motivos externos por los cuales las compañías no logran retener a sus colaboradores.

Sin embargo, también hay problemas internos en las organizaciones –y muy importantes– que orillan a las personas a abandonar su puesto de trabajo. En el libro “The 7 Hidden Reasons Employees Leave”, el especialista Leigh Branham explica cuáles son estas causas.

 

El ejercicio es fácil: en vez de preguntar ¿Por qué los empleados se van? se debe averiguar ¿Por qué no se quedan?

 

Expectativas defraudadas

No aclarar con un candidato qué es lo que se espera de su contratación, así como tampoco saber qué es lo que él espera de la empresa, tiene serios resultados: el 4 % deja su empleo el primer día, más del 50 % los primeros 6 meses, y es probable que el 40 % no dure más de año y medio.

 

Desajuste entre la persona y el puesto

Son muchísimas las personas que sienten que no explotan todo su talento en el trabajo. En una encuesta realizada por OCCMundial, el 96 % de los profesionistas mexicanos afirmó tener nuevas ideas para mejorar su desempeño, pero sólo la mitad las implementa.

 

Seguimiento y consejos insuficientes al empleado

Gran parte de la confianza y compromiso que puede adquirir un colaborador con la empresa depende de la retroalimentación que reciba. ¿Está funcionando lo que hace? ¿Debe modificar algo? La asesoría informal y continua es algo valorado y poco practicado en este país.

 

Pocas oportunidades de crecimiento y promoción

La idea de un empleo “para toda la vida” quedó en el pasado. La mentalidad de las nuevas generaciones se basa en adquirir experiencia en una compañía para después mudarse a otra con un mejor puesto. Urge un plan de carrera para motivar a los jóvenes a establecerse en un solo sitio.

 

Sentirse infravalorado o no reconocido

Aquí hemos hablado sobre 6 conductas de un empleado desmotivado en el trabajo. Es posible que algunas de ellas se originen por la indiferencia que siente de la empresa hacia sus actividades.

 

Estrés

En los últimos años se hicieron más evidentes las secuelas del estrés. La cuestión es clara: tratar bien al personal es mucho más rentable para las organizaciones en temas económicos, de imagen corporativa y rotación de personal. Y viceversa.

 

Desconfianza en el liderazgo superior

Si frases como “La gente es nuestro activo más importante” no se acompañan de hechos tangibles y verdaderos, se pierde la confianza en los altos mandos.

Podrá notarse que el salario no es lo único que provoca la rotación de personal.

 

Los directivos y las áreas de Recursos Humanos pueden promover condiciones de trabajo
con más flexibilidad que beneficien tanto a los empleados como a las mismas empresas.

 

Autor: Marco Vargas

Editor y aspirante a lector de peso completo.

5 opiniones para “¿Por qué los empleados se van de las empresas?”

  1. Hola, que tal buenos días soy un joven de 23 años, soy licenciado en psicología laboral, estado haciendo algunas investigaciones de rotación de personal y quiero armar mi tesis para titularme sobre este tema, quisiera saber si me pueden apoyar con información sobre este tema. muchas gracias.

    1. Hola, Armando, ¿cómo te va? Regularmente en nuestro perfil de Facebook, en el apartado de “notas”, publicamos información sobre el panorama laboral en México. Varios de esos datos podrían ayudarte.

      También aquí en el blog tenemos artículos como éste o éste que se relacionan con el tema de la rotación de personal. (Dale clic a las palabras resaltadas para ir directamente.)

      Y ya por último puedes visitar el “Randstad Workmonitor” (así lo tecleas y será el primer resultado del buscador) que fue una de las fuentes de la nota.

      ¡Ánimo con esa tesis! Saludos.

  2. Hola Armando yo realice mi tesis sobre retencion de personal en las organizaciones y me base mucho en el libro “Amelos o Pierdalos” de Editorial Pearson.

  3. ¡Efectivamente cierto! Y creo que una de las claves a veces y en la gran mayoría es que los empresarios actuales son hijos de empresarios de la vieja escuela, y por lo cual éstos nunca han sido empleados, siempre han sido hijos consentidos que nunca han tenido la necesidad de trabajar y por lo tanto no saben o han sentido exactamente de éstos temas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *