Has pensado ¿cuál es tu presupuesto diario? Recientemente el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló que en promedio 10% de los hogares mexicanos más pobres sobrevive con 25 pesos al día y otro 10%, el de los más favorecidos tiene un gasto igual o superior a los 512 pesos diarios.

Quisimos hacernos una idea de los posibles gastos de un empleado promedio en la Ciudad de México, para ello enumeramos algunos que se utilizan en un día común y corriente.

Higiene

Considerando el consumo indirecto de productos, tu bolsillo comienza a vaciarse desde las primeras horas con el baño. Esto incluye el consumo energético para calentar agua, el cual va desde electricidad hasta carbón. No olvides el jabón. Los gastos aumentan de acuerdo al empeño que pongas a tu imagen. Por ejemplo, uso de desodorante, perfumería, tratamientos para el cabello y otros.

Transporte

En el mejor de los casos, se reduce a dos viajes del metro (5 pesos). El asunto se complica mientras más distante te encuentres de tu lugar de trabajo. El cambio de entidad también es un factor; ya que los pasajes son más caros en el Estado de México por ejemplo (con un costo mínimo de 8 pesos). Esto supone un gasto entre los 10 y los 40 pesos diarios.

Comida

Este gasto depende en parte de las facilidades que una empresa tenga para poder o no consumir alimentos en sus instalaciones. Existen organizaciones que proveen a sus empleados de hornos, refrigeradores e incluso comedor -lo cual también es un gasto indirecto-.

En otros casos, el empleado debe alimentarse fuera de la instalaciones, lo que supone un costo por encima de los 50 pesos (tomando en cuenta precios promedio de comidas corridas). La suma incrementa de acuerdo al lugar donde se labora, pues parece que mientras más te acerques a la zona de la CDMX, los costos aumentan.

Esta cifra se triplica, considerando los desayunos, cenas y antojos a lo largo del día.

Salud

Según el estudio del Inegi, la salud es el servicio en el que menos paga el mexicano promedio. Sin embargo, representa un gasto latente. En una entidad como la CDMX, el estrés, la contaminación y la mala alimentación incrementa la posibilidad de padecer una enfermedad crónica. Aunque los servicios de salud no son diarios, sí puede tenerse en cuenta como una parte proporcional del presupuesto diario.

En resumen, bajo el principio de gasto indirecto, ser un trabajador promedio implica un gasto significativo.

Cuéntanos tu experiencia con relación a tus gastos diarios.

Autor: OCCMundial

Desde hace más de 20 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *