Si eres de esas personas que de todo se distraen y te cuesta mucho trabajo concentrarte, estos tips son perfectos para ti. Aunque creas que concentrarse es imposible, es más fácil de lo que crees, con un poco de esfuerzo, dedicación y estás técnicas lo podrás lograr.

Jerarquiza las tareas: da prioridad a las actividades más importantes que debes realizar. Comienza con las tareas que sean más urgentes.

Modera el uso del correo electrónico: uno de los factores que puede lograr que te desconcentres muy fácilmente es el sonido de tu buzón de correo, ciérralo por un momento y sigue avanzando.

Evita las distracciones: una nueva notificación en Facebook, una interacción reciente en Twitter, un comentario en tu nueva foto de Instagram puede distraerte de tus tareas.

Usa técnicas de relajación: una forma muy sencilla de relajarse en el trabajo es tomar pequeños descansos. Sobrecargar tu mente de cosas por hacer causa un efecto contraproducente.

Ordena tu espacio de trabajo: tener una casa ordenada te hace sentir mejor, ¿cierto? Pues, lo mismo ocurre en tu sitio de trabajo. Mantener un espacio limpio y organizado te permitirá mejorar el orden, tu enfoque y productividad.

Pon en práctica estas técnicas y logra mayor productividad en tu trabajo, relájate y avanza poco a poco.

Fuente: Inspirulina

Autor: OCCMundial

Desde hace 20 años conectamos vidas con empleos... ¡y queremos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *